Vida Sana
18 de abril de 2017 13:32

'Poto' firme sin salir de casa

Recuerde ejercitar las dos piernas. Al descender mantenga la espalda recta para evitar lesiones. Foto: Vicente Costales / ÚN

Recuerde ejercitar las dos piernas. Al descender mantenga la espalda recta para evitar lesiones. Foto: Vicente Costales / ÚN

Paola Gavilanes

Treinta minutos, dos veces a la semana, bastan para ir en contra de la genética y lograr una ‘cola’ o ‘poto’ firme y rellenito. Así lo aseguran entrenadores locales.

Añaden que para ver resultados a corto o mediano plazo es importante ser constante y, de vez en cuando, añadir algo de peso extra a cada uno de los entrenamientos.

La lista de ejercicios que activan esa zona del cuerpo es larga. Entre los favoritos están las sentadillas o también conocidas como ‘squats’. Ese movimiento es el favorito de varios hombres y mujeres, porque también fortalece las piernas, el abdomen y la zona baja o lumbar de la espalda.

Se trata de un ejercicio sin impacto, ideal para participantes de diversas edades. Pero para aquellas personas a las que se les complica el movimiento, pueden colocar una pelota suiza entre la espalda y la pared y descender. Así ganarán estabilidad y mantendrán las rodillas en la posición correcta.

El éxito para ver resultados es seguir las indicaciones al pie de la letra: descienda -como si fuera a sentarse- con la espalda recta y evite que las rodillas sobrepasen la punta de los pies para evitar dolor.

Empiece con cuatro series de 20 repeticiones. Después, incremente las repeticiones. Una variante de este ejercicio consiste en colocar el empeine de un pie sobre un banco, grada, velador, en lo que tenga a la mano, y bajar.

A este movimiento ya puede añadirle peso: tome una mancuerna en cada mano. Así también ganará estabilidad.