Vida Sana
31 de octubre de 2017 10:06

El trabajo con las bandas lo deja ‘tuco’

La resistencia de las gomas depende del color. Se las emplea en las clases de pilates y en rehabilitaciones. Foto: Armando Prado / ÚN

La resistencia de las gomas depende del color. Se las emplea en las clases de pilates y en rehabilitaciones. Foto: Armando Prado / ÚN

Paola Gavilanes

Contrario a lo que muchos creen, el trabajo con bandas elásticas sí tonifica y fortalece todos los músculos del cuerpo. Y por eso ahora lo practican hombres y mujeres.

De acuerdo con el entrenador certificado Carlos Zorrilla, el entrenamiento con las también llamadas gomas, ofrece un trabajo integral: desde los hombros hasta las puntas de los pies.

Hay movimientos demandantes que activan músculos olvidados en entrenamientos convencionales. Además, mejoran la coordinación y equilibrio.

Las rutinas, según Zorrilla, se diseñan en función de las necesidades y objetivos de cada persona. Eso aleja a la clase de la monotonía y la vuelve interactiva y divertida. Los participantes desarrollan abdominales, flexiones de pecho, ejercicios para activar los músculos de piernas y glúteos.

Contó también que las gomas fueron desarrolladas en Rusia, a principios de los años 50. Se usaron para entrenar a los ­atletas y para terapias de rehabilitación y recuperación articular y muscular. Hoy, también son utilizadas en rutinas del método pilates.

El entrenamiento con gomas es muy popular en Estados Unidos y varios países de América del Sur, pues para ejercitarse solo requiere de una liga y un ‘mat’ o colchoneta.

La resistencia de las bandas dependerá del color: las más elásticas son las verdes. La azul demanda de más fuerza.