Vida Sana
27 de febrero de 2018 11:49

Comer sardina previene la diabetes

La sardina concentra  altas dosis de Omega 3 que ayuda a combatir el  riesgo de  padecer diabetes.

La sardina concentra altas dosis de Omega 3 que ayuda a combatir el riesgo de padecer diabetes. Foto: Pixabay

Europa Press (I)

Si ya tienen ganas de darle un poco de sabor a su vida, pues vaya al ‘súper’ y compre una latita de sardina. Los científicos demostraron que este pescado es buenísimo para las personas más viejitas, que tienden a desarrollar diabetes tipo 2.

Para conocer los superpoderes de la sardina, los investigadores escogieron a 200 voluntarios mayores de 65 años y con prediabetes. Los integrantes fueron sometidos durante un año a una dieta con alta calidad de fibra y con reducción de azúcares, que se emplea justamente para frenar el desarrollo de la enfermedad. A la mitad de los participantes también se les aplicó una dieta rica en sardina.

Todos los voluntarios redujeron el riesgo de desarrollar diabetes, con un 34% menos de incidencia. Sin embargo, en el grupo que recibió suplementos de sardina se logró 50% menos de casos nuevos.

Asimismo, en este grupo disminuyó la presión arterial y el índice de resistencia a la insulina. También aumentó el colesterol HDL, que se considera bueno para la salud, y la hormona antiinflamatoria adiponectina. Igualmente, creció el de Omega 3, lo que se relaciona con menor riesgo cardiovascular, y disminuyó el de Omega 6, favoreciendo la ratio entre ambos. Este último tiene un impacto beneficioso frente a la aterosclerosis, la obesidad y la diabetes tipo 2.

Para poseer todos los beneficios de este producto, los especialistas recomiendan que las personas consuman como mínimo dos veces a la semana la sardina. En este proceso podrá ver cómo su cuerpo va retomando las energías, además de nutrir el cerebro de las personas de la tercera edad (y cuidarles de que se olviden ciertas cosas).

Además de combatir los efectos de la diabetes, otro de los beneficios de la sardina es que ayuda a aumentar la fluidez de la sangre.

Muchas veces, las personas se sienten aletargadas y pesadas, para ellas, un poquito de sardina a la semana ayudará a que la sangre sea más liviana, otorgando vitalidad y reduciendo el riesgo de padecer trombosis o aterosclerosis.