Vida Sana
6 de febrero de 2018 15:17

Una rutina para esos cuerpos 'oxidados'

David Anchatipán, izq., desarrolla una rutina con ejercicios funcionales en Smart Fit. Foto: Diego Pallero / ÚN

David Anchatipán, izq., desarrolla una rutina con ejercicios funcionales en Smart Fit. Foto: Diego Pallero / ÚN

Paola Gavilanes
(I)

Tras una larga jornada de trabajo los músculos, por lo general, terminan contraídos, tensos. En algunos casos, incluso, carecen de movilidad.

Eso, según especialistas, se produce por el exceso de estrés y para relajarlos sugieren cumplir ejercicios funcionales.

Su práctica constante devuelve la movilidad y lo mejor de todo, fortalece los músculos y las articulaciones. Los huesos también se endurecen.

David Anchatipán, entrenador de Smart Fit, aseguró que las rutinas pueden desarrollarse en la comodidad del hogar con un par de implementos: pelota, mancuernas, ligas, entre otros. Todos esos accesorios se venden en tiendas especializadas.

Anchatipán sugirió activar todos los músculos del cuerpo para observar resultados equilibrados. También incluir rutinas cardiovasculares para mejorar la circulación y quemar calorías.

De acuerdo con Patty Pachón, entrenadora, todos los ejercicios que ayudan a mejorar los movimientos que se ejecutan en el trabajo, en la vida cotidiana o durante la práctica de alguna disciplina deportiva llevan el nombre de funcionales.

Su práctica también reduce el riesgo de lesiones porque durante los entrenamientos las personas aprenden a cargar peso, a recoger objetos del suelo, ganan concentración y coor­dinación.

Anchatipán sugirió entrenar entre tres y cuatro veces a la semana por 45-60 minutos. También mantener una dieta equilibrada para observar resultados en menor tiempo.

“La comida influye en un 70% en los resultados”, señaló el entrenador. Cada rutina, en cambio, debe contemplar entre cinco y siete ejercicios distintos.