Vida Sana
18 de abril de 2017 13:38

Una lengua limpia 'borra' el mal aliento

La limpieza diaria garantiza una buena salud bucal. Cepille su lengua para retirar el  cúmulo de bacterias.

La limpieza diaria garantiza una buena salud bucal. Cepille su lengua para retirar el cúmulo de bacterias.

Redacción Vida Sana

Los mismos mimos que reciben sus dientes y encías necesita su lengua para mantener una correcta higiene bucal y así evitar el molestoso mal aliento.

Puede lavarla con un cepillo de dientes o con un raspador o limpiador. Los especialistas sugieren hacerlo después de lavar los dientes y encías, y antes de colocar el enjuague bucal.

La recomendable es limpiarla todos los días -mañana, tarde y noche-, pues sobre la lengua se alojan miles de bacterias que, además de mal aliento, causan caries y problemas periodontales.

Su lengua estará completamente limpia cuando a simple vista aprecie un color rosa, sinónimo de salud y de limpieza.

En caso de que el raspador lingual no surta efecto se sugiere visitar inmediatamente al dentista, pues también existen métodos especializados, con determinados productos, que ayudan a retirar las bacterias acumuladas.

Esos tratamientos también se recomiendan a las personas que sufren de mal aliento, también conocido como halitosis.

La limpieza de su lengua debe tomarle entre dos y tres minutos. Evite lastimarla, pues ese órgano interfiere en la masticación, deglución, succión, articulación de sonidos y más.

Su lengua también es responsable de sentido del gusto, por eso evite consumir productos demasiado fríos o calientes.

Un exceso podría ocasionar llagas y dificultar la ingesta de alimentos. Recuerde que las llagas dentro de la boca tardan en sanar, ya que todo el tiempo está dentro de un ambiente completamente húmedo.