Vida Sana
20 de marzo de 2018 15:00

¿Qué comer durante el postarto?

En esta etapa es importante el consumo de  vitaminas y minerales. Foto: Pixabay

En esta etapa es importante el consumo de vitaminas y minerales. Foto: Pixabay

Redacción Vida Sana

La experiencia del embarazo marcó la vida de Jennifer Yánez. Comenzó una nueva etapa con su primer hijo y vive en constante aprendizaje. Sin embargo, una de sus mayores preocupaciones es recuperar su figura y energía pero, sobre todo, hacerlo consumiendo alimentos óptimos.

Un año es el período de tiempo necesario para que su cuerpo vuelva a su forma original. Lo afirma Cristina Ontaneda, nutricionista, quien también puntualiza que en el proceso intervienen dos factores: la alimentación y constitución de cada mujer.

Por ejemplo, las madres jóvenes recuperan rápidamente su peso, así como las que subieron de peso de acuerdo con la recomendación de un especialista, dada en el período de gestación.

La lactancia también permite la reducción de peso, pues implica un gasto de energía extra. Alrededor de 500 calorías se destinan para la producción de leche materna.

En ese sentido, la nutrición posparto debe ser balanceada para cubrir sus necesidades. Según plantea Ontaneda, es recomendable comer de cinco a seis veces al día, evitando a toda costa el ayuno. Una dieta ideal es aquella que incorpora correctamente cada grupo de alimentos. Por ejemplo, si se trata de cereales y tubérculos, prefiera la quinua, la avena, la cebada, el arroz integral, papa o yuca.

Para adquirir proteínas, las carnes blancas son de fácil digestión para el organismo. Agregue pollo, pavo y pescado a su menú diario. Las carnes rojas y embutidos no son aconsejables, pues le agregarán grasa saturada.

Elimine las verduras que puedan causarle gases como el coliflor y el brócoli. En su lugar, seleccione ingredientes como el zapallo, un aliado más liviano.

Su cuerpo necesita vitaminas y minerales que podrá encontrar en el consumo de frutas como la manzana, el durazno, la pera y el babaco.

Complemente su dieta con dosis de yogur, leche y queso, lácteos ricos en calcio y proteína. Hágalo progresivamente, de acuerdo con su tolerancia. Finalmente, puede admitir el consumo de grasas saludables como el aguacate y aceites de oliva y girasol.