Vida Sana
16 de enero de 2018 16:26

La comida y el ejercicio, los 'mata' kilos

Ese programa de acondicionamiento físico también fortalece y tonifica los músculos y las articulaciones  de todo el cuerpo.

Ese programa de acondicionamiento físico también fortalece y tonifica los músculos y las articulaciones de todo el cuerpo.

Redacción Vida Sana
(I)

Las comilonas terminaron y ahora es tiempo de practicar algunos truquitos para recuperar el peso ideal. De acuerdo con la nutricionista Clara Lucía Valderrama, el primer paso consiste en eliminar las dietas milagrosas e incorporar entre cuatro y cinco porciones de frutas y vegetales al día.

Las manzanas, uvas, peras, duraznos, brócoli, acelga, tomate, piña, espinaca contienen mucha fibra, sustancia que regula el sistema digestivo y que proporciona sensación de llenura. Esta última propiedad evitar comer golosinas después del desayuno o merienda.

Cada comida debe consumirse cada tres horas en las porciones recomendadas por los especialistas. Así el metabolismo se mantiene activo durante toda la jornada.
“Consuma porciones más pequeñas, pero más seguidas. Tenga en cuenta que la cantidad de calorías que debe consumir cada persona se determina de forma individual, y depende de su nivel de actividad física”, recordó la nutricionista.

En las comidas principales es fundamental la ingesta de proteína, carbohidratos y grasas saludables. Recuerde que cada uno de esos macronutrientes cumple con una función específica para el correcto funcionamiento del organismo.

El consumo de proteínas, por ejemplo, permite la reconstrucción de músculos y tejidos. Los carbohidratos, en cambio, inyectan energía al organismo.

Otra sugerencia de la especialista es incluir agua durante todo el día: entre dos y tres litros. La cantidad aumenta cuando se trata de una persona activa. El agua, además de hidratar, elimina toxinas del organismo y sacia.

Finalmente, Valderrama sugirió practicar la actividad física que más se ajuste a sus necesidades. El deporte, además de mantener y reducir medidas, libera hormonas que mejoran el estado de ánimo y reducen el estrés. La recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es sumar, como mínimo, 150 minutos de actividad física a la semana.