En Las Aulas
18 de octubre de 2017 11:17

Un mundo libre de hambre y pobreza propone la FAO

La seguridad alimenticia debe ser una política pública del Ecuador, unida a estrategias para eliminar la pobreza. Foto: Archivo / ÚN

La seguridad alimenticia debe ser una política pública del Ecuador, unida a estrategias para eliminar la pobreza. Foto: Archivo / ÚN

Redacción En las aulas


Más de 150 países de todo el mundo organizan eventos en el Día Mundial de la Alimentación.

Lema 2017
El lema del Día Mundial de la Alimentación 2017 es: Cambiar el futuro de la migración, invertir en seguridad alimentaria y desarrollo rural. Un mundo libre de hambre y pobreza es la esencia de esta estrategia. La mayor parte del trabajo de la FAO se realiza en zonas rurales (el campo), en lugares donde vive la mayoría de los pobres y hambrientos del mundo.

Realidades
Según la FAO, alrededor de 800 millones de personas se acuestan con hambre cada noche. Eso es 1 de cada 9 personas. El año pasado, el mundo produjo suficientes alimentos para sustentar a todo nuestro
planeta, pero por motivos políticos todavía hay personas que padecen hambre.

Hace
dos años, 193 países se comprometieron con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para acabar con el hambre en el 2030.

Ecuador
En el Ecuador hay dos problemas estructurales: la desnutrición infantil y la obesidad. Según Unicef, “al menos 1 de cada 5 niños menores de 5 años tiene baja talla para la edad, es decir, desnutrición crónica. El 12% de los niños tiene desnutrición global: bajo peso para la edad. Estas cifras casi se duplican en poblaciones rurales e indígenas”.

El problema en Ecuador -según la misma fuente- no es la falta de disponibilidad de alimentos; es la inequidad en el acceso a una alimentación adecuada por factores educativos y económicos. En cuanto a la obesidad, la Unicef registra un 8,6% de niños menores de 5 años con exceso de peso, mientras que entre 5 y 11 años el índice se triplica al 29,9%, en los jóvenes.