El Jefe Eres Tú
7 de mayo de 2018 14:13

Logre que su trabajo sea valorado por sus superiores

Imagen referencial. El reconocimiento de una labor es importante para la productividad. Foto: Pxhere

Imagen referencial. El reconocimiento de una labor es importante para la productividad. Foto: Pxhere

Redacción El jefe eres tú
(I)

Trabajar sin que el esfuerzo sea reconocido es un problema que desmotiva a cualquier empleado. Destina horas extras a su empleo, comparte criterios con sus colegas y tiene la confianza de sus superiores, pero aun así no hay valoración alguna.

Es común que cuando existen errores, estos se observen enseguida. Sin embargo, los logros pueden pasar desapercibidos.

Los trabajadores no buscan necesariamente reconocimientos económicos. El salario emocional es una retribución que puede levantar el ánimo, mejorar la productividad y fortalecer el compromiso del colaborador con la empresa.

Como parte de este incentivo está proporcionar al empleado horas libres adicionales, tiempos de esparcimiento, cursos y otros detalles que lo hagan sentir valorado como profesional y también como persona.

Expertos de la Universidad de Harvard señalan que el problema de no ser valorado es fácil de resolver por la persona involucrada.

Karen Dillon, autora del libro ‘Guías de políticas en la oficina’, afirma que “hay muchas maneras de asegurarse de que las personas comprendan y vean lo que hace”. La clave -dice- es encontrar formas diplomáticas de hacerse visible.

Para ello, el empleado debe ser objetivo y realista. Muchas veces, la retroalimentación que recibe no es la que se espera, pero existe una respuesta a su trabajo.

Si su jefe le encomienda siempre una tarea, demuestra que aprecia su labor.
Si considera que la atención es nula, Dillon recomienda cuestionarse “¿Fue mi trabajo extraordinario? ¿Estaba por encima de lo que suelen hacer mis compañeros?” y, lo que es más importante, si tuviera que pedir reconocimiento por ello, ¿valdría la pena?

Si no está seguro de la respuesta, busque una segunda opinión de un compañero de confianza o de un colega más experimentado.

Otra opción es hablar frontalmente sobre su requerimiento con sus jefes.

Annie McKee, investigadora de la Universidad de Pennsylvania, sugiere decir algo como: “Me gustaría hablar sobre los últimos tres meses y tener una idea de dónde están mis puntos fuertes y de qué forma podría aprender más”.

Esto demostrará a su jefe que usted se interesa por su trabajo y él no dudará en darle su opinión.

Si administra un equipo, también debe de buscar formas de explicar a los demás lo que hace el grupo y por qué es valioso, dice Dillon.

Aunque sea un trabajo en equipo, un buen líder destaca el aporte individual de sus colegas.

Los superiores solo ven el trabajo en general y necesitan saber quiénes están detrás de los logros.

Si bien ser apreciado y valorado por su trabajo es algo maravilloso, no puede esperar que toda el reconocimiento venga de afuera.

Cuando considere que hizo algo exitoso, tome nota de cómo lo logró. Si comete errores, no se frustre. Téngalos en cuenta para no volver a cometerlos, corríjalos y siga adelante.

Consejos

Evalúe 
su trabajo de manera imparcial. Destaque lo positivo con sus jefes, como una manera de aportar con el crecimiento empresarial.

Busque maneras de hacer su trabajo más visible. Por ejemplo, consulte si puede hacer talleres o capacitaciones sobre los métodos de trabajo que hayan sido beneficiosos.

Elogie y aprecie las contribuciones de los demás. Hay que dar reconocimiento para poder recibirlo.

Sea innovador en sus tareas. Si tienen un factor diferenciador serán más valoradas.

No permanezca más tiempo del necesario en una empresa que no le valora lo suficiente.