Vida Sana
11 de julio de 2017 13:22

La crianza del bonsái relaja y purifica el aire

Estos son algunos de los ejemplares que se exhiben en el Jardín Botánico de Quito, desde el pasado 1 de julio.

Estos son algunos de los ejemplares que se exhiben en el Jardín Botánico de Quito, desde el pasado 1 de julio. Fotos: INGIMAGE

Redacción Vida Sana


Tras el éxito logrado en la séptima Exhibición Temporal de Bonsái en el Jardín Botánico de Quito, llega una muestra permanente con alrededor de 100 ejemplares. Todos llaman la atención por la dedicación con la que han sido cuidados.

María Gloria Kraljevic, coordinadora de Eventos y Comunicaciones del Jardín, describe a ese trabajo como un arte que requiere de tiempo, paciencia y de inspiración. Por esa razón, recomienda su cuidado al público en general.
Durante ese tiempo, las personas se liberan del estrés, se relajan, mejoran su motricidad, ponen a volar su imaginación.

Una muestra de aquello, precisamente, se evidencia en los ejemplares que alegran la vista en el Jardín Botánico de Quito.

Las ramas y tallos de uno de los bonsáis, por ejemplo, tienen la forma de una cascada. Otros parecen paraguas, escaleras. Las formas son infinitas, pues están diseños a base de la inspiración de cada creador.

De acuerdo con Kraljevic, ese contacto con los árboles purifica el interior del ser humano, al igual que la casa, ya que cada uno tiene un olor característico. Hay ejemplares que tienen frutos como el manzano.

La muestra está abierta a grandes y chicos desde el pasado 1 de julio. Los bonsáis están bajo una estructura elaborada a base de bambú, pues la recomendación de los expertos es que vivan a la intemperie para que reciban el sol.

Kraljevic añadió que también hay especies que viven dentro de casa. “Purifican el ambiente, se crea un vínculo especial entre el criador y el árbol miniatura”.

En Quito, puede encontrar bonsáis en Nayón, ubicado al este de la ciudad; o en Tumbaco. Los costos varían y dependen del tiempo de vida del ejemplar. En el Museo del Bonsái hay especies con hasta 80 años de existencia.

Los 'tips' para cuidar su bonsái 

Ambiente.
La mayoría de esos árboles requiere de exposición solar directa y aire.

Guía.  Antes de comprar uno averigüe si puede vivir dentro de casa. Hay varias especies.

Riego.  Crecen sanos y fuertes en un ambiente húmedo. Necesitan agua con frecuencia.

Sol.  Si está dentro de casa asegúrese de que tenga luz. Colóquelo detrás de una ventana.