En La Casa
14 de marzo de 2018 16:02

No escoja la escuela de su hijo sin antes verla

Hay que observar el funcionamiento de un plantel. Es crucial para tomar la decisión más adecuada. Foto: archivo / ÚN

Hay que observar el funcionamiento de un plantel. Es crucial para tomar la decisión más adecuada. Foto: archivo / ÚN

Mariela Rosero
(I)
Tomado de educaccion.ec

En la crucial tarea de escoger el jardín, la escuela o el colegio para sus hijos, la visita a las instituciones es imprescindible. No solo para conocer las instalaciones.

Sybel Martínez es especialista en temas de combate al acoso, abuso y todo tipo de violencia escolar, aconseja llegar un poco antes a la cita que haya programado con los responsables del plantel educativo que quiere usted evaluar.

Una atenta observación puede dar pistas sobre el clima escolar. Por ejemplo, fijarse si el rector llega sin saludar al personal o si recibe molesto a los invitados, a los estudiantes, si demuestra que tiene poco tiempo o quizá si grita a alguien en medio de la entrevista.
 
Algo interesante podría ser encontrar un colegio que cuente experiencias sobre cómo trabajan o manejan casos problemáticos. Lo ideal –añade la especialista- sería que las psicólogas del Departamento de Consejería Estudiantil cuenten, por ejemplo, cómo desarticulan toda forma de ‘bullying’, además sobre denuncias de casos al Distrito Educativo y el seguimiento que se hace.

Carmen Alcívar, psicóloga educativa, sugiere a los padres que buscan colegios para sus hijos que escriban en una tablita lo que quieren que tenga el lugar. Y que le pongan puntaje a cada aspecto. Por ejemplo: la infraestructura (piscina, gimnasio, bosque, laboratorio de computación), ubicación (que esté cerca a la casa), maestros (edades, preparación, metodología), que sea religioso o laico...

Tras la visita hay que ponerle un puntaje a cada aspecto. Los resultados le ayudarán a tomar la mejor decisión posible.

Es importante -apunta- que los padres y sus hijos coincidan con los valores académicos y de formación del colegio. Solo así podrán trabajar en conjunto.

Hay que tomar en cuenta la personalidad, temperamento, emociones, habilidades de cada uno. Por ejemplo, puede ser que a uno le guste la formación militar y a otro no. Mal se haría en poner a ambos en un colegio de ese tipo.

Liliana Rosero es contadora, experta en administración de recursos financieros, y sugiere a quienes empiezan una familia empezar a ahorrar ya para la educación de los hijos.

En la página web educaccion.ec usted puede ver un buscador, que permite encontrar opciones de planteles en Quito, organizados por sector, niveles que ofrece y costo de la pensión mensual. Hay desde los que cobran menos de USD 50 hasta los que cobran 2 000.