Las Últimas
7 de diciembre de 2017 09:43

Momentos decisivos para Jorge Glas en la Corte

El vicepresidente aseguró que no hay pruebas en su contra. Foto: Vicente Costales / ÚN

El vicepresidente aseguró que no hay pruebas en su contra. Foto: Vicente Costales / ÚN

Redacción Últimas Noticias

El telón está a punto de caer. Hoy, jueves 7 de diciembre del 2017, empieza la etapa final del juicio contra el vicepresidente Jorge Glas, su tío Ricardo Rivera y siete procesados más.

El juez Édgar Flores, presidente del Tribunal Penal, anunció que intentará que esta nueva fase termine hoy mismo en la Corte Nacional de Justicia. Estas declaraciones las dio al final de la última audiencia probatoria, que terminó ayer,
cerca de las 13:00.

Durante la jornada de hoy, el fiscal Carlos Baca Mancheno tendrá 20 minutos con cada uno de los procesados para establecer la existencia de la infracción cometida, la responsabilidad de la persona en el hecho, la pena aplicable y la reparación integral que le correspondería.

Por su parte, los abogados defensores tendrán el mismo tiempo para hacer conocer a los magistrados sus réplicas. El tiempo se agota para los procesados.
De terminarse este proceso hoy, en los próximos días ya podría conocerse una sentencia para cada uno de los detenidos.

Tres de los nueve implicados -Kepler Verduga, Gustavo Massuh y José Terán- se ratificaron ayer en sus testimonios anticipados, que fueron entregados el pasado 20 de septiembre, y que se reprodujeron ante los jueces del Tribunal.

El primero (Verduga) contó sobre “planificación fiscal”, un ‘código’ usado por los funcionarios de la constructora Odebrecht para incluir sobreprecios en las obras, por ejemplo.

“Recibía instrucciones de los valores que debía incluir en la planilla y que después debía devolver en efectivo a Giraldo Souza, de la constructora”, se escuchó en el audio reproducido.

El segundo aceptó haber sido quien facilitó información privilegiada de obras en el país a Odebrecht. Además, dijo haber prestado sus empresas para el pago de los sobornos.

El último (Terán) no tuvo otra que admitir sus lazos con Odebrecht, firma para la cual facilitó información de proyectos en los que la constructora brasileña podía participar. Una de ellas: el poliducto Pascuales-Cuenca. “Yo debía estar pendiente de la información técnica y legal del concurso. Mi misión era informar a la constructora”, contó el procesado.

Hoy será un día de gran interés, pues el caso está a un paso de terminarse.