El Jefe Eres Tú
20 de marzo de 2017 15:36

Hermanos rescatan 60 años de tradición

Hace dos años el taller se cambió a la calle Vicente León y Chile, sector La Tola, centro de la ciudad. Foto: ÚN

Hace dos años el taller se cambió a la calle Vicente León y Chile, sector La Tola, centro de la ciudad. Foto: ÚN

Redacción El jefe eres tú

Transformar un ‘metal precioso’ en una obra de arte es el objetivo de Fredy y Javier García.

Los emprendedores tienen un taller artesanal de forjado de metal. La empresa lleva el nombre de Garta Hierro Forjado.

Los hermanos García aprendieron del oficio junto a su padre. Fredy cuentan que desde pequeños llegaban a jugar con los hierros en el taller de su papá y desde ahí ya surgieron varias ideas para el negocio.

El taller de herrería ha pasado por tres generaciones y lleva más de 60 años en el sector de La Tola, en el centro de Quito. Allí crecieron Fredy y Javier.

Para la elaboración de figuras de metal se utilizan herramientas tradicionales, como yunques, moldes, martillos, entre otras.

Dentro de su espacio de creatividad, los hermanos elaboran puertas, comedores, camas y demás diseños forjados a mano. También brindan servicios personalizados. “No necesariamente elaboramos cosas grandes. También forjamos maceteros, portavelas, asientos, entre otros”.

Entre las peticiones de algunas personas están las puertas con las iniciales de sus apellidos.

“Varios hoteles del Centro Histórico nos han pedido puertas, comedores, etc., con el fin de rescatar el estilo colonial”, cuenta Fredy.

Ahora, los emprendedores están vinculados con la Asociación de Hostales y Hoteles del Centro Histórico de Quito.

Lenin Campaña, presidente de la Asociación, cree que los productos que ofrecen los hermanos García son únicos. “Se trata de una artesanía que ya no se consigue fácilmente”.

Los emprendedores facturan alrededor de USD 2 000 mensuales.
Ellos explican que antes los oficios se pasaban de generación en generación. “Eso fue lo que sucedió con nosotros. El negocio viene desde nuestro abuelo”, dice Javier.

Los hermanos García han ido innovando algunos métodos y técnicas para forjar el hierro y hacer productos. Por ejemplo, en el uso de la fragua, un horno en el que se calientan los metales.

Este fogón antes se calentaba con carbón. Ahora ellos han optado por realizar una fragua a base de gas. Esto ha ayudado a reducir la mano de obra y el tiempo de producción.

Javier cuenta que “han elaborado varios artículos para el Convento de San Francisco. Mediante nuestra habilidad tratamos de rescatar el arte tradicional quiteño, manifiestan.

Los precios de los productos que elaboran los hermanos García dependen de la complejidad y del acabado de la pieza trabajada. “Nosotros, dentro de nuestros productos, utilizamos pintura con textura o electrostática”, aclara Javier.
Con esta empresa los emprendedores buscan elaborar un producto personalizado y moldeado. La idea es atender los requerimientos de los clientes.