El Jefe Eres Tú
18 de diciembre de 2017 12:57

Cumpla el trabajo en medio de las fiestas

La organización y concentración serán su mejor aliado para sobrevivir al  trabajo entre los festejos de diciembre. Foto: Ingimage

La organización y concentración serán su mejor aliado para sobrevivir al trabajo entre los festejos de diciembre. Foto: Ingimage

Redacción El jefe eres tú

Terminaron las fiestas de Quito y ya se viven las festividades de Navidad y Fin de Año. Esta época es, por excelencia, llena de festejos y reuniones, que pueden influir directamente en el rendimiento laboral.

Para algunos es un mes emotivo. Hay personas que adoran las fiestas y les afecta de una manera muy positiva, aumentando su productividad laboral.

Sin embargo, existen empleados que consideran que la Navidad es una época triste, nostálgica y les provoca emociones negativas y afecta su rendimiento en la empresa.

Un trabajador, que tiene que lidiar con la presión laboral y de los festejos, se vuelve irritable y es más propenso a sufrir de estrés.

Según una investigación realizada por la Fundación Mashumano, el 51% de los empleados asegura que esta situación es habitual en su puesto de trabajo, sobre todo en épocas de mayor demanda, como fin de mes o fechas festivas.

Otro de los efectos de las fiestas, principalmente cuando se organizan en el lugar de trabajo, es que pueden desviar la atención de la carga laboral.

Los empleados están más pendientes del juego del amigo secreto, de la cena de la oficina, etc., y descuidan sus labores diarias.

Es importante que este tipo de actividades se realicen fuera del horario de trabajo. También, los empleados pueden acordar con sus superiores los cambios en la jornada laboral o en el plazo de entrega de sus diferentes tareas.

Un estudio de la agencia Bloomberg, publicado en 2016, señala que aunque los empleados “estén ahí”, no ponen su corazón en lo que hacen. Un sondeo realizado en el Reino Unido y reseñado en la publicación, reveló que en diciembre el 54% de los trabajadores se va de vacaciones mentalmente. Es por eso que el estudio da una singular recomendación: “Si usted dirige un negocio, haría bien en cerrar en esta época”.

No obstante, el crecimiento del comercio de la época es una ventaja que las empresas y los empleados deben aprovechar para cerrar el año con creces.