Vida Sana
3 de abril de 2018 15:45

Ritual de cuatro pasos para una piel sana

Imagen referencial. Desmaquillarse debe convertirse su ritual para antes de dormir. Foto: Pixabay

Imagen referencial. Desmaquillarse debe convertirse su ritual para antes de dormir. Foto: Pixabay

Redacción Vida Sana

Fresca, sana y revitalizada. Así se sentirá su piel después de un sencillo, pero efectivo proceso para desmaquillarse correctamente antes de ir a la cama.

Expertos indican que retirar y limpiar todos aquellos restos de maquillaje, contaminación del medioambiente y suciedad debe ser su prioridad todos los días, pues no solo le permite mantenerse saludable sino que los tratamientos que se apliquen después de la limpieza actuarán mejor.

Advierten que de no hacerlo su piel enfermará y que habrá una mayor posibilidad de que se produzcan grumos de grasa que obstruirán, sobre todo, los poros de la piel del rostro.

También plantean que se puede producir una descamación de la piel puesto que, si las propiedades de los tratamientos no llegan a las capas correspon­dientes de su tejido; la piel se seca y, en consecuencia, se ­descama.

El primer requisito para desmaquillarse es dese­char las clásicas ‘toallitas limpiadoras’, pues no consiguen limpiar su piel profundamente. En su lugar, use un pequeño algodón acompañado de agua micelar, un ingrediente que se convertirá en su mejor aliado. Libre de parabenos, este líquido permite hidratar y remover la suciedad sin que tenga que realizar mayor esfuerzo y se adecúa a todo tipo de pieles.

Se recomienda el uso de lociones limpiadoras y jabones que responden a las necesidades de su cara. Los tónicos, cremas en gel e hidratantes también forman parte de la rutina, de cuatro pasos, que le permitirá relajarse mientras protege su salud.

1. Use un algodón con 6 gotas de agua micelar en su rostro. Después, según su tipo de piel, aplique un jabón si es grasa; y una loción limpiadora espumante si es seca.

2. Seque su rostro y, con sus manos, o con la ayuda de un algodón, coloque un tónico libre del alcohol en su piel.

3. Utilice una crema en general que no aporte grasa, para nutrir su piel. El sérum, por ejemplo, es la opción ideal.

4. Cierre la rutina, aplicando una pequeña cantidad de crema o tratamiento especial para el contorno de sus ojos.