Vida Sana
3 de abril de 2018 16:09

Proteja la salud de sus riñones

La salud de sus riñones están vinculados directamente con sus hábitos alimenticios y la hidratación del día a día. Foto: Pixabay

La salud de sus riñones están vinculados directamente con sus hábitos alimenticios y la hidratación del día a día. Foto: Pixabay

Redacción Vida Sana
(I)

Funcionan como un purificador integral del organismo: controlan la cantidad de agua, sodio y potasio; producen la eritropoyetina, una hormona que estimula la formación de glóbulos rojos y, sobre todo, regulan el equilibrio químico de 200 litros de sangre cada día.

Ese es el trabajo conjunto que sus riñones realizan en su cuerpo, órganos vitales a los que debe proteger, cultivando su salud física.

Alrededor del 10% de la población mundial padece una enfermedad renal crónica según datos recogidos por la Organización Mundial de la Salud. A la par, el Instituto de Estadísticas y Censos (INEC) registró que la prevalencia devela un incremento del 10% anual en habitantes ecuatorianos.

Gregory Celis, director médico de Laboratorios Bagó, puntualiza que la hipertensión arterial (HTA) es una de las grandes causas para sufrir de problemas renales.

De hecho, la HTA es una enfermedad prioritaria de la salud pública en el país, pues afecta a uno de cada cuatro adultos.

Esta patología, acompañada por la insuficiencia renal puede impactar, en gran medida, su estilo de vida: dietas restrictivas, ingesta de medicación específica e incluso la aplicación de tratamientos con la diálisis.

La diabetes, el exceso consumo de alcohol, la obesidad y el sedentarismo también factores que pueden desencadenar en problemas renales.

En ese sentido, Celis recomienda una rutina de ejercicios continua cada día, pues le permitirá reducir la presión arterial, además de adoptar hábitos alimenticios saludables: una dieta adecuada, hidratarse de forma correcta, regular su peso y controlar los niveles de azúcar en su organismo.

Consejos

Realice 
30 minutos de ejercicio diarios. Si su agenda es apretada, puede
repartir la rutina durante las pausas activas.

Regule el consumo de sal. La cantidad sugerida es de dos gramos y medio, es decir, una media cucharadita de sal al día.

Tome dos litros de agua progresivamente durante el día. No lo haga de golpe y no exceda la cantidad. Recuerde que bebidas como jugos y el café de la mañana también cuentan.

Mantenga una dieta sana: opte por pan integral, pescado, vegetales y frutas. Incremente la porción de ensalada a sus almuerzos.

Controle su presión arterial constantemente. Aún más si es vulnerable a padecer enfermedades como la diabetes. Reduzca el consumo exceso de alcohol y tabaco.