Vida Sana
14 de marzo de 2017 11:50

En manos limpias no entra el virus

Los virus de manos, pies y  boca atacan a los más chiquitos. Están en el ambiente. Para evitarlos es vital mantener una buena higiene.

Los virus de manos, pies y boca atacan a los más chiquitos. Están en el ambiente. Para evitarlos es vital mantener una buena higiene.

Redacción Vida Sana

¿Tiene hijos menores de 10 años en casa? Entonces preste mucha atención a esta información. Los más pequeñitos del hogar son presa fácil de la enfermedad de manos, pies y boca. Es causada por un virus y es muy contagioso.

Es común en bebés y niños pequeños porque carecen de las suficientes defensas para contrarrestarlo. Sin embargo, puede atacar a jóvenes y adultos.

Esta enfermedad es molestosa y presenta los siguientes síntomas: fiebre, pérdida de apetito, dolor de cabeza y garganta, y úlceras en garganta, boca y lengua.
Como muchas otras enfermedades, se la puede prevenir cumpliendo normas básicas de higiene.

La primera y más importante es lavarse las manos antes de cada comida y después de ir al baño.

De acuerdo con Cythia Quezada, jefe de marca de Misty, una opción para evitar contagios es utilizar jabón líquido ya que no está expuesto continuamente al ambiente.

Para evitar la enfermedad también es importante utilizar toallas desechables, pues la toalla de mano compartida es el lugar ideal para que las bacterias se reproduzcan y se propaguen.

Otra recomendación es utilizar gel antibacterial para mantener alejado al virus de la familia.

Consejos

Para mantener alejado a los virus de manos, pies y boca es importante lavarse las manos después de tocar animales o de estar en contacto con desperdicios.

Para evitar que el virus se propague recuerde taparse la nariz y la boca antes de estornudar. Después, lávese las manos.

Si recurre al gel  antibacterial para evitar contagios o para reducir el riesgo de enfermarse, seleccione uno que contenga al menos 60% de alcohol.

En el mercado existen productos que además de proteger cuidan la piel. Hay jabones líquidos con gran contenido de glicerina, cuya función es la humectarla y suavizarla.