Vida Sana
8 de agosto de 2017 10:56

Un 'detox' casero en solo cinco minutos

Edwin Gaona prueba un jugo ‘detox’ preparado por María Lourdes Linzan. Foto: Vida Health & Nutrition, Vicente Costales / ÚN

Edwin Gaona prueba un jugo ‘detox’ preparado por María Lourdes Linzan. Foto: Vida Health & Nutrition, Vicente Costales / ÚN

Paola Gavilanes

Desde hace varios meses, deportistas amateurs y personas sedentarias tienen la palabra ‘detox’ en la punta de la lengua. La mayoría le otorga características milagrosas. Y es por ello que las divulgan a través de las distintas redes sociales.

Pero lo cierto, según la nutricionista María Lourdes Linzan, es que la ingesta de esos jugos reduce medidas, elimina toxinas, mejora la digestión y purifica solamente cuando van acompañados de una dieta saludable.

De nada le servirá beber uno de esos preparados a primera hora de la mañana si en la tarde consume alimentos fritos o preparados con azúcar refinada: pasteles, galletas, mermelada.

Los jugos ‘detox’, según Linzan, se ingieren en la mañana con el propósito de recargar al organismo de vitaminas, minerales y antioxidantes. Esos últimos reducen los efectos del envejecimiento, producto del paso del tiempo y de la contaminación.

También contienen fibra alimentaria, la responsable del correcto funcionamiento del sistema digestivo, y de que mantenga su peso. También brinda una sensación de llenura, evitando que ‘pique’ golosinas durante todo el día.

La cantidad de los micronutrientes dependerá de la calidad y combinación de los productos.

La especialista sugiere los jugos preparados con un sistema ‘cold press’, pues así se conserva la mayoría de los nutrientes.

Pero si quiere realizarlos en casa, la fórmula básica consiste en mezclar entre tres y cuatro verduras y una o dos frutas. Se recomienda un extractor de frutas, aunque también puede utilizar una licuadora. En este caso resulta mejor cernir para evitar un exceso de fibra.

Un ejemplo: una zanahoria, una porción de espinaca, medio pepinillo y una manzana verde.

Evite combinar frutas dulces y ácidas porque se fermentan más rápido.
Puede tomarlo la primera y la última semana de cada mes. Ese toque dulce de la fruta lo hace totalmente digerible y apetitoso, que hasta puede intentar con sus hijos. La preparación dura 72 horas en refrigeración. Al ambiente, hasta dos o tres horas. No necesitan de agua extra.