Vida Sana
24 de abril de 2018 16:10

Cuide la salud respiratoria de su pequeño

Imagen referencial. En abril y agosto existe más riesgo para que su niño padezca una enfermedad respiratoria. Foto: Pixabay

Imagen referencial. En abril y agosto existe más riesgo para que su niño padezca una enfermedad respiratoria. Foto: Pixabay

Infobae - Red de Noticias Albavisión
(I)

Una de las preguntas más frecuentes que la mayoría de padres se plantea a diario es: ¿cómo evitar que mi hijo enferme?

Y es que la prevención debe aplicarse en todas las etapas de la vida, sobre todo, si se trata de la infantil.

Especialistas explican que las patologías respiratorias, en menores de cinco años, son más comunes en los más pequeños del hogar. El riesgo de contagio, según afirman, se produce con mayor incidencia entre abril y agosto, pues la proliferación de ácaros, los cambios de temperatura y las condiciones de humedad ascienden.

El contacto con otros niños y el hacinamiento en aulas numerosas de las guarderías, causan que los gérmenes encuentren un lugar perfecto para atacar y propagarse.

Alergias, sinusitis, gripes, faringitis, otitis, bronquitis y neumonías son las enfermedades más habituales.

Aunque parezcan patologías menores, las alergias debilitan al sistema respiratorio y su barrera protectora. Así, se propicia la sobreinfección viral o bacteriana que puede devenir en sinusitis y otitis.

Por otro lado, la gripe es producida por el virus influenza, que puede ser A o B, y se presenta con fiebre, decaimiento, congestión nasal o estornudos. Este síndrome se transmite por las gotitas de secreciones orales y nasales.

La neumonía se produce mayormente en los niños que se encuentran en pleno desarrollo de su sistema inmunológico, mientras que la bronquitis y faringitis son otra manifestación clínica de los virus y bacterias.

Frente a esas patologías, expertos plantean cuatro consejos indispensables para su prevención.

Consejos

La higiene 
de las manos es primordial, aún más cuando entra en contacto con otra persona.

Procure aislarse las personas enfermas o con síntomas. Si usted las padece use mascarillas si tiene la necesidad de circula entre personas sanas.

La vacunación es sumamente importante para evitar complicaciones.

La buena alimentación es un factor esencial para el buen desarrollo de
los pequeños. Los suplementos nutricionales también ayudarán a reforzar sus defensas.