Vida Sana
10 de octubre de 2017 12:14

Consejos para tener una sonrisa de televisión

Para dientes blancos, evitar alimentos azucarados, ácidos y gasificados. Foto: Ingimage

Para dientes blancos, evitar alimentos azucarados, ácidos y gasificados. Foto: Ingimage

Ana Cristina Alvarado

Las sonrisas perfectas nunca pasan de moda. Tener una dentadura saludable es posible y Tania Villalva, especialista en rehabilitación oral y estética de Dental Home, compartió algunos de sus conocimientos.

La limpieza diaria de los dientes puede marcar una gran diferencia. Villalva dice que el primer paso es acudir a un especialista para que le recomiende al paciente qué tipo de cepillo, hilo dental y cepillo interdental debe usar.

Cepillarse los dientes tres veces al día y usar hilo dental en la noche mantendrá la boca libre de residuos que pueden devenir en todo tipo de enfermedades. El cepillo interdental es una herramienta que los dentistas también aconsejan usar una vez al día, pues retira la placa bacteriana que no retiran el cepillo o el hilo.

La pasta, dice la experta, debe ser colocada en toda la cabeza del cepillo. Una vez a la semana se puede poner un chorro de agua oxigenada de 10 volúmenes sobre la crema y cepillarse los dientes. El agua oxigenada es cicatrizante, antiséptica y ayuda a blanquear los dientes. Sin embargo, no debe ser usada a diario ni por personas menores a los 16 años.

Sobre cómo mantener el cepillo, Villalva recomienda hacerlo en un mueble con puertas, ya que el inodoro genera nubes de bacterias que pueden contaminar el cepillo. También recuerda que hay que cambiar el cepillo cada seis semanas o cuando ya se vean las cerdas del cepillo dobladas. Advierte que un cepillo con las cerdas en ese estado, ya no sirve.

Un problema común en el 95% de los pacientes, indica Villalva, es el bruxismo. Se trata del hábito inconsciente de apretar o rechinar los dientes. Los dientes de arriba y los de abajo no deben estar en contacto. La mandíbula debe estar relajada y la lengua debe estar entre los dientes.

Cuando están en contacto, explica, los dientes se desgastan y debilitan. Esto genera problemas estéticos, pero también puede crear problemas mayores como la fractura de un diente o muela o dolores de cabeza o mandíbula.
El consejo final de Villalva es ir al dentista al menos una vez al año.