Vida Sana
16 de enero de 2018 13:03

El cepillado asusta a las caries

Imagen referencial. La ingesta de dulces ayuda a la acumulación de placa, que  produce caries e inflamación de las encías. Foto: Pixabay

Imagen referencial. La ingesta de dulces ayuda a la acumulación de placa, que produce caries e inflamación de las encías. Foto: Pixabay

Paola Gavilanes
(I)

Acumulación de placa bacteriana en los dientes y muelas. Ese fue el ‘presente’ que dejó el consumo excesivo de caramelos y chocolates en las pasadas fiestas.

Si su niño no ha visitado al especialista en los últimos seis meses ahora es el momento de cumplir con un detallado chequeo dental para evitar problemas más complicados a futuro.

De acuerdo con la especialista Tania Villalva el depósito de placa bacteriana produce acidez en la boca y esa, a su vez, genera inflamación en las encías y un molestoso sangrado.

El exceso de dulces, junto a un mal cuidado de los dientes o un escaso cepillado, produce acumulación de placa bacteriana, la causa principal para la presencia de sangrado de las encías, caries o dolor.

Villalva apuntó que en ningún caso recomienda el consumo de dulces, pues el exceso deriva en enfermedades no transmisibles como el sobrepeso, obesidad o diabetes.

“Es importante que los adultos controlen la ingesta de dulces. Pueden disfrutar de un poco de golosinas, pero en festividades como La Navidad”.

La visita al odontólogo durante la infancia es obligatoria. Se recomienda una cada seis meses. El control debe incluir una limpieza dental y una fluorización.

El especialista debe llevar una historia del paciente para estar atentos e iniciar con tratamientos dentales como ortodoncia preventiva, correctiva o tratamientos de caries dental. Así se pueden salvar dientes y evitar prótesis a tempranas edades.

El cepillado es fundamental después de las comidas y para estar sanos.

Más datos

1.
 Complemente el cepillado diario con hilo dental. Su función es retirar los residuos de comida que se acumulan entre los dientes y muelas. Hay un tipo de hilo dental para cada necesidad. Es importante contar con la supervisión de un adulto, pues el mal uso del hilo puede lastimar las encías. En algunos casos se sugiere cepillos interdentales.

2. Los especialistas sugieren cepillar los dientes por dos minutos utilizando la técnica recomendada: 30 segundos en cada cuadrante de la boca. Comience con las superficies externas e internas, y cepille en un ángulo de 45 grados con movimientos cortos. Siga con las superficies de masticación. Sostenga el cepillo de forma plana y cepille hacia atrás y adelante.

3. Recuerde que aprender a cómo cepillarse los dientes correctamente es el primer paso para mantener unos dientes y encías saludables, libres de caries, inflamación y sangrado, las mayores causas de pérdida dental. Cepille los dientes después de cada comida, pero sobre todo, en la noche, pues allí se produce la proliferación de bacterias.