Vida Sana
8 de agosto de 2017 10:50

Un buen zapato evita ampollas

Catalina Jaramillo es entrenadora. También corre y hace ejercicios con el peso de su cuerpo. Foto: Colaboración Reebok / Diego Pallero/ ÚN

Catalina Jaramillo es entrenadora. También corre y hace ejercicios con el peso de su cuerpo. Foto: Colaboración Reebok / Diego Pallero/ ÚN

Redacción Vida Sana

El uso de indumentaria y calzado con tecnología se ha convertido en un requisito indispensable para desarrollar una determinada actividad física.

¿La razón? Reduce el riesgo de sufrir lesiones y mejora el rendimiento, según la entrenadora ecuatoriana Catalina Jaramillo.

Sin embargo, hay personas que siguen corriendo con zapatillas del año de la chispa o con calzado inadecuado. Con frecuencia se los ve desfilar con zapatos planos o con pupillos.

Jaramillo cuenta que las zapatillas para correr tienen características distintas a las que se usan para hacer crossfit, por ejemplo.

Lo mismo sucede con el calzado para hacer gimnasia y con el que se usa para recorrer montañas. Unos son duros y otros, ligeros.

El mercado ofrece un sinnúmero de modelos, cuyo costo varía dependiendo de la marca y de la calidad.

Hay industrias que incluso ofrecen zapatos para una doble función.

Si ya se decidió por el calzado, Jaramillo recomienda pedirlo con una media talla extra, pues el pie suele hincharse durante la actividad física. Así evitará ampollas en la punta de los dedos o en el talón.