Vida Sana
5 de diciembre de 2017 12:36

El abuso del celular daña al ojo

La luz azul está en los aparatos digitales. La exposición prolongada cansa y  afecta a la visión. Foto: Ingimage

La luz azul está en los aparatos digitales. La exposición prolongada cansa y afecta a la visión. Foto: Ingimage

Redacción Vida Sana

El 30% de los adultos pasa alrededor de nueve horas diarias frente a un dispositivo digital.

Uno de cada cuatro niños, en cambio, suma hasta tres horas, de acuerdo con un estudio del programa ‘The Vision Council’.

Esa permanencia influye en el deterioro de la visión. Se produce, según Andrea Rojas, optómetra en la clínica Andes Visión, por la exposición a la luz azul, una parte del espectro de la luz.

Es emitida también por el sol, al igual que los rayos UV, pero su fuente principal son las luminosidades artificiales como bombillas LED y pantallas de tabletas, televisores, ordenadores o ‘smartphones’.

Para bloquear o reducir los efectos negativos, la especialista aconseja utilizar lentes fotosensibles o lentes polarizados. También sugiere reducir el uso de esos aparatos o utilizarlos con la luz del dormitorio, sala o comedor encendida.
“El ojo hace un mayor esfuerzo cuando está expuesto a la luz azul en medio de la oscuridad”, dijo Rojas.

Otro consejo es aplicar la regla 20-20-20: 20 segundos de descanso por cada 20 minutos de trabajo y mirar a 20 pies de distancia (seis metros).

Entre las patologías que podría causar la excesiva exposición a la luz están: daños en las células retinales a largo plazo, degeneración macular, síndrome visual informativo.

Este último lo padecen dos de cada tres personas entre 30 y 60 años. Entre los síntomas están: dolor de cabeza, insomnio, fatiga visual, estrés visual y ojos rojos e irritados.

La degeneración macular, en cambio, está asociada con el envejecimiento de las personas.