Noticias
2 de marzo de 2017 12:02

Un pinchazo y líbrese del perro rabioso

La vacunación se realizó, el pasado año, en La Carolina. Foto: Archivo

La vacunación se realizó, el pasado año, en La Carolina. Foto: Archivo

Redacción Últimas Noticias

La campaña anual contra la rabia, una enfermedad mortal que afecta al sistema nervioso de los mamíferos, arrancó ayer a escala nacional y se extenderá hasta el 31 de marzo.

Según el Ministerio de Salud Pública del Ecuador (MSPE) se cuenta con más de dos millones de dosis (2 392 320). Se puede acceder a esta vacuna, para perros y gatos, en todos los centros de salud del país.

La inyección es gratuita y los propietarios de las mascotas deben exigir que se utilice una jeringa por animal. También, recibirán un certificado de vacunación. El objetivo: evitar que la enfermedad se propague.

En el país no se han registrado casos de rabia desde el 2005 hasta el 2016, según el MSPE. Sin embargo, el país no ha sido declarado libre de la enfermedad por los organismos internacionales competentes.

La rabia es causada por el rhabdovirus, un virus sensible al calor y a los desinfectantes que no vive mucho tiempo fuera de un huésped. El principal incubador es el perro, pero hay otras especies que pueden contraer la enfermedad como ratas, ratones, murciélagos, gatos y zorros, explica la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La transmisión se realiza con el contacto con la saliva del animal infectado con mordeduras o a través de las mucosas de la boca, nariz y ojos. La tendencia a morder, agresividad, salivación excesiva, aversión al agua, pupilas dilatadas y parálisis son algunos de los síntomas que podrían indicar un contagio.