Las Últimas
30 de noviembre de 2017 08:08

Los vendedores prefieren la calle Chile

José Chóez vende artículos de uso personal cerca de San Agustín. Foto: Ivonne Mantilla/ÚN

José Chóez vende artículos de uso personal cerca de San Agustín. Foto: Ivonne Mantilla/ÚN

Redacción Últimas Noticias

A diario cientos de quiteños recorren las angostas calles del Centro Histórico y, mientras van y vienen, se encuentran con un paisaje donde los vendedores autónomos invitan a los capitalinos a consumir sus productos.

En la calle Chile, que conecta con La Marín, se escucha: “venga mi bonito, tengo una linda gorra para usted”. Así grita María Tapia sosteniendo en sus manos una variedad de sombreros y gorras.

María llega desde muy temprano a la calle Rocafuerte y afirma que con estas festividades sus ventas han aumentado. “El sol ha ayudado al comercio, aprovecho la mañana hasta el mediodía para vender porque ya en la tarde llueve”. Sus ventas varían de USD 15 a 20 diarios.

En otro lado del Centro, en la calle Chile, se encuentra José Chóez, un comerciante de 58 años, carismático y muy atento invita a los transeúntes a que compren sus productos entre plantillas, cordones y artículos de uso personal.

Su jornada de trabajo es de domingo a domingo y aunque afirma que en las festividades es cuando más se vende, al día sus ganancias son de 30 dólares y días festivos ascienden a 50.

Para María León la realidad es otra. El Centro Histórico se ha convertido en su segundo hogar y su fuente de trabajo por 37 años. “Hay días que no vendo nada y si no es por la ayuda de mi hijo no puedo pagar los gastos de mi casa, espero que para épocas navideñas con nueva mercadería pueda generar ganancias y así pagar los gastos”, expresó.

La calle Chile, desde que se inicia en El Tejar hasta La Marín, es el lugar preferido para los comerciantes, los turistas y quiteños no solo encuentran ventas ambulantes. También hay una variedad gastronómica única con muchos restaurantes. Los locales comerciales y salones de belleza ofrecen a diario promociones con precios asequibles para atraer al cliente.