Las Últimas
7 de diciembre de 2017 07:52

Trabajos en El Troje continúan para restablecer el servicio de agua potable

Un deslizamiento de tierra en la escombrera de El Troje dejó sin agua potable a 171 barrios de Quito. Foto: Alfredo Lagla / ÚN

Un deslizamiento de tierra en la escombrera de El Troje dejó sin agua potable a 171 barrios de Quito. Foto: Alfredo Lagla / ÚN

María Belén Merizalde

Durante más de 24 horas ininterrumpidas técnicos, obreros y maquinaria han trabajado en la escombrera El Troje, en el sur de Quito, con el fin de restablecer el suministro de agua potable en 171 barrios de la urbe.

La emergencia surgió la noche del martes 5 de diciembre cuando un flujo de aproximadamente 100 000 metros cúbicos de tierra cayeron sobre un tramo del canal del río Pita, que es el que abastece de agua a varios sectores de la capital.

Desde las primeras horas de hoy, jueves 7 de diciembre, autoridades municipales llegaron al lugar para verificar cómo avanzan los trabajos.

Marco Antonio Cevallos, gerente de la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable (Epmaps) informó que el canal ya se encuentra limpio.

Sin embargo, aún faltan realizar trabajos de encofrado y la reparación de algunas averías que provocó en esta estructura el peso de la tierra.

Por su parte Juan Zapata, secretario de Seguridad del Municipio de Quito, señaló que los 51 tanqueros con los que cuenta la ciudad abastecerán de agua a las 12 casas de salud y los 171 barrios que se encuentran en el perímetro afectado, es decir, desde la avenida Morán Valverde, en el sur, hasta la Naciones Unidas, en el norte.

“En caso de requerir más tanqueros podríamos incorporar los de ciudades vecinas”, dijo Zapata.

Las 22 viviendas que se ubican en el barrio Miranda Alto Grande, que se localiza cerca del lugar de la emergencia, ya fueron evaluadas y no se encuentran en riesgo.

Mientras tanto la búsqueda del operador que se encuentra desaparecido luego del deslizamiento continúa.

Zapata señaló que en caso de no tener resultados positivos hasta las 17:00 los protocolos deberán cerrarse.

Según el gerente de Epmaps, si todo avanza bien, el flujo de agua retornaría a los barrios bajos durante el transcurso del viernes 8 de diciembre, pero esta información se analizará a partir de las 07:45 en el COE Metropolitano.

Las clases continúan suspendidas en las instituciones que se encuentran dentro del perímetro.

Las autoridades aún desconocen las causas de este deslizamiento.