Las Últimas
7 de junio de 2018 06:57

La ‘sordocleta’ ya rueda

Los guías son un respaldo para los deportistas que se aventuran a ciclear en las vías de Quito. Foto: Ana Guerrero / ÚN

Los guías son un respaldo para los deportistas que se aventuran a ciclear en las vías de Quito. Foto: Ana Guerrero / ÚN

Ana Guerrero

Primero fue la ‘ciegocleta’ y ahora está en marcha la ‘sordocleta’. Las iniciativas para que las personas con algún tipo de discapacidad se apunten al ciclismo no paran.

Miguel Ramos fue el precursor en la primera idea que integró además de a personas con discapacidad visual, a jóvenes en proceso de recuperación de adicciones a las drogas. En esta ocasión, de la mano con la Federación Ecuatoriana de Deportes para Personas Sordas se impulsan rutas semanales en Quito.

De cajón, el jueves, como entrenamiento, salen desde La Vicentina hasta la Tribuna del Sur y de regreso. La aventura dura de 09:00 a 13:00. También hay recorridos para los fines de semana y se han ido hasta la Mitad del Mundo.

Por ahora, el grupo lo integran 10 estudiantes del Instituto Nacional de Audición y Lenguaje, más los guías que acompañan a los deportistas. Claro que la meta es que cada vez más, se vayan sumando deportistas, apunta Ramos.

Gabriela Vallejo, directora técnica de la Federación, hace la invitación para anotarse. Facilito es llegar al sitio de inscripción, en el edificio Antares (6 de Diciembre y Colón). De preferencia, los interesados deben tener de 15 años en adelante.

Como dice Vallejo, los guías son un respaldo para los deportistas que se aventuran a ciclear en las vías de Quito, por seguridad. Eso sí, además, hay una intérprete, Francesca Cicenia, quien se encarga de comunicar las recomendaciones para emprender el viaje.

Todos los jueves, como entrenamiento, los deportistas salen desde la Vicentina hasta la Tribuna del Sur y de regreso. Foto: Ana Guerrero / ÚN

Todos los jueves, como entrenamiento, los deportistas salen desde la Vicentina hasta la Tribuna del Sur y de regreso. Foto: Ana Guerrero / ÚN

De paso, hay un llamado de atención para los ciclistas sin discapacidad: no andarán con audífonos, deben estar pilas a la hora de circular por las vías.

En el grupo de deportistas que ya le entraron a la cicleada están Ángel Sánchez, 21 años; Pablito Guzmán, 18 años y Jorge Quishpe, 18 años.

Los tres son parte de los 200 estudiantes del Instituto Nacional de Audición y Lenguaje del norte, porque también hay uno en el sur. Y están entrenando para una competencia que se desarrolla: La ruta del plátano, en El Carmen.

Además de la ‘sordocleta’ hay otros deportes que desarrollan los miembros de la Federación.

Los que se sacan el sucio entrenando son 120 deportistas, en varias áreas. En el país hay alrededor de 120 mil personas con discapacidad auditiva.