Las Últimas
20 de noviembre de 2017 07:56

Romería a El Quinche, en paz

Las personas devotas no dejan de acudir al santuario a ver a la Virgen. Foto: Julio Estrella / ÚN

Las personas devotas no dejan de acudir al santuario a ver a la Virgen. Foto: Julio Estrella / ÚN

Paula Merchan

La primera vez que Diego Chicaiza caminó por amor a la Virgen de El Quinche, nunca pensó que volvería año tras año. Después de 15 años, dice que ha peregrinado en todas las fiestas de su madre, María.

Él salió de Carapungo a las 21:00 del viernes y llegó al Santuario a las 04:30 del sábado. Caminó con sus primos, y en el templo le esperó su esposa, para asistir juntos a la misa, recibir la bendición, agradecer por los favores y pedir por la salud de la familia.

Como Chicaiza, miles de peregrinos llegaron el sábado y domingo a este tradicional santuario mariano.

No solo los peregrinos llegan, sino que decenas de voluntarios y miles de agentes de seguridad dedican estos dos días al año a trabajar en la romería.

Una de ellas es Verónica Álvarez, religiosa de las hermanas franciscanas, quien estuvo encargada de las ofrendas y de los arreglos florales del templo.

Otro voluntario fue Nicolás Lanchimba, quien junto con sus compañeros tuvo la misión de retirar la cera que miles de velas consumidas dejaban sobre las mesas. “Cuando yo era joven hacía la peregrinación, pero ahora trabajo así por la Virgen, desde hace cinco años”, explica mientras continúa con su labor en la penúltima celebración eucarística del sábado.

Para los peregrinos, la seguridad cada año es mejor. “Ya no se ve a la gente tomando en la carretera, que era una falta de respeto para nuestra devoción”, afirma Chicaiza. Con esto coincide el párroco Javier Piarpuzán, pues asegura que se hace un trabajo previo de tres meses y que las autoridades hacen una gran labor de control.

En el operativo participaron 6 183 agentes de seguridad. Hubo 1 219 atenciones en los dos días de la romería. De ellas, 685 fueron emergencias médicas, como dolores musculares, problemas cardíacos, dolor de cabeza... 520 tuvieron que ver con el control del espacio público, para reubicar vendedores y para decomisar alcohol.