Las Últimas
17 de mayo de 2017 13:16

Una reserva de agua, con miles de metros cúbicos

El alcalde Mauricio Rodas abrió la válvula del nuevo tanque construido en la planta El Troje. Foto: Cortesía

El alcalde Mauricio Rodas abrió la válvula del nuevo tanque construido en la planta El Troje. Foto: Cortesía

María Belén Merizalde

Un nuevo tanque de reserva de agua potable, con capacidad para almacenar 14 mil metros cúbicos, fue inaugurado ayer. Fue en la planta El Troje, en el sur de Quito.

Mauricio Rodas, alcalde capitalino, señaló que beneficiará a más de 325 mil personas que habitan en 160 barrios del extremo sur de Quito.

“En el pasado, muchos de estos barrios tenían un servicio de agua potable intermitente o en horas pico bajaba la presión del flujo de agua, pero con esta obra eso se terminó”. Con el funcionamiento del tanque se asegura la dotación continua del líquido vital a los barrios que se ubican entre la avenida Morán Valverde hasta el límite con el cantón Mejía.

La construcción de la estructura se inició en febrero del 2016 y concluyó a inicios de este mes, con un monto de USD 2 254400.

“Esta es una gran inversión, por lo que pedimos también a la ciudadanía el consumo responsable del agua, para garantizar el servicio a las futura generaciones”, comentó Marco Antonio Cevallos, gerente general de la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps).

Antes el sur de la ciudad se abastecía con un tanque de 3100 metros cúbicos, que ahora se sumarán a la capacidad de la nueva obra. “Esto es algo maravilloso, porque vivir sin agua es horrible y hoy mi barrio cuenta con el servicio”, comentó Laura Basantes, moradora del barrio San José de Guamaní.

El alcalde Rodas anunció que el próximo año arrancará la ampliación de la planta de El Troje. Recordó, además, que dos de los tres pasos elevados que se construyeron para garantizar el abastecimiento de agua potable, en caso de una erupción del Cotopaxi, alimentan a El Troje.