Las Últimas
11 de septiembre de 2017 12:59

Una persona muere atropellada por un articulado

En el accidente que dejó una víctima mortal están involucrados una unidad del corredor central y dos buses urbanos. Foto: Paúl Rivas / ÚN

En el accidente que dejó una víctima mortal están involucrados una unidad del corredor central y dos buses urbanos. Foto: Paúl Rivas / ÚN

Andrés García

Una persona falleció y otras dos resultaron heridas la mañana de este lunes 11 de septiembre en Quito. Un articulado del Corredor Central Norte (Metrobús) y dos buses urbanos colisionaron en la intersección de las avenidas América y Colón.

El hecho se registró aproximadamente a las 09:00. El Metrobús habría sufrido un desperfecto, según Julio Puga, director de Operaciones de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT). Él reseñó que personal mecánico, conjuntamente con el chofer, trataban de reparar la unidad cuando el articulado se resbaló.

Julio Puga, director de Operaciones de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), dijo que el articulado del corredor central norte presentó un desperfecto sobre la av. América.

Puga agregó que personal mecánico, conjuntamente con el chófer, trataban de hacer funcionar la unidad. Sin embargo, el articulado se habría resbalado y se impactó contra las personas que aguardaban en la parada y dos unidades urbanas que en ese momento circulaban por la av. Colón. Puga subrayó que los conductores de las tres unidades permanecen en custodia.

Jorge Almeida, capitán del Cuerpo de Bomberos, indicó que el fallecido es de sexo masculino, de aproximadamente 37 años. Agregó que una mujer fue atendida por personal de la Cruz Roja Ecuatoriana.

Carina Segovia, de la unidad de Accidentología Vial de la Policía Nacional, manifestó que las primeras versiones confirman que la unidad del corredor presentó un problema mecánico. Pero agregó que las investigaciones y pericias determinarán las causas del accidente.

Puga recordó que las unidades circulaban por la av. Colón debido al cierre de un tramo de la av. América. Esta restricción alteró la movilidad en el norte de Quito desde las primeras horas de este lunes.

Según la Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito, el cierre durará aproximadamente siete meses, mientras se construye la estación Universidad Central.