Las Últimas
18 de octubre de 2017 08:25

Una mujer empezó labor de parto en un salón de comida

Una agente de tránsito ayudó a la joven madre en el restaurante. Fotos: Cortesía

Una agente de tránsito ayudó a la joven madre en el restaurante. Fotos: Cortesía

Redacción Últimas Noticias

Daniela Silva comenzó a sentirse mal, a sudar abundantemente. Estaba en un restaurante de Tumbaco y rompió el agua de fuente; su parto estaba a término.

Eran las 13:29, de ayer martes 17 de octubre del 2017, en las calles Gonzalo Pizarro e Interoceánica. La joven de 19 años no podía más, y una policía metropolitana se apersonó del caso. Tras una primera inspección, tomó su teléfono y llamó al 911 para el apoyo de una unidad de salud.

Según el parte, ese momento no se contaba con unidades móviles y a la agente le sugirieron que avanzara hasta el centro de salud más cercano, para que de ahí le despacharan una ambulancia.

Pero los dolores eran cada vez más fuertes, así que Silvia Amaguaña, madre de Daniela, decidió parar un taxi y llevarla urgentemente hacia la maternidad.
El ECU-911 coordinó la emergencia vía telefónica. La joven llegó al Centro de Salud, donde, felizmente, terminó el proceso de alumbramiento.

Un caso parecido ocurrió en el Festival de la Luz del pasado agosto, cuando una joven en medio de la multitud empezó la labor de parto. Sus familiares buscaron un vehículo y la llevaron a la casa de salud más cercana.

Un año antes, en el 2016, en el mismo Festival de la Luz, hubo otro caso. Tres policías metropolitanos auxiliaron a una mujer que empezó la labor de parto en plena calle. María Tarco fue la madre que pasó las de Caín. Ella vivía, en aquel entonces, en el sector de San Juan.

Estos casos son más frecuentes en la Costa, y es más: las madres dan a luz en los asientos de los taxis. Solo en este año 2017 se reportaron dos casos: uno en Monte Sinaí, en Guayaquil; y otro en la vía Puerto-Aeropuerto, en Manta.

En esos casos, las personas recibieron indicaciones telefónicas del ECU-911.