Las Últimas
19 de marzo de 2018 09:39

Minga participativa en Bellavista Alta

Más de 200 personas trabajaron en la minga de Bellavista, en Calderón. Foto: Cortesía Epmmop

Más de 200 personas trabajaron en la minga de Bellavista, en Calderón. Foto: Cortesía Epmmop

Redacción Quito
(I)

Moradores de los barrios Bosque II y IV, Arcoíris, San Juan, San Vicente, Corazón, Santa Catalina, entre otros participaron de la minga convocada por dirigentes y el Municipio de Quito el fin de semana. Todos pertenecen a la parroquia de Calderón.

Con machetes, azadones y palas, los moradores colaboraron en el deshierbe de las calles Pío XII, El Arenal, Ámsterdam, Murillo, entre otras, mientras la maquinaria retiraba el material, que posteriormente fue depositado en un lugar del barrio San Vicente, con la ayuda de dos motoniveladoras.

Según Emma Ushay García, presidenta del barrio Bosque IV, los vecinos se enfocaron en eliminar la maleza de las calles, ya que esa fue la guarida de asaltantes por mucho tiempo. “No hay persona de la zona que se haya salvado. Se ocultaban allí y robaban a los transeúntes”, enfatiza.

El administrador zonal de Calderón, Henry Valencia, lideró los trabajos previos de levantamiento topográfico y trazados viales en el sector y esta vez visitó el lugar para constatar los trabajos que requieren más de 600 familias de la zona.
“Ojalá a futuro se priorice el adoquinado, pero estamos muy agradecidos porque se trabaja para mejorar”, añade Ushay.

Luis Tipán, quien vive allí hace 18 meses, fue uno de los más entusiastas en la minga, porque dice que con el mejoramiento de las calles, también habrá más patrullajes policiales. “Tres veces han robado mi casa y lo hacen entre las 10:00 y 12:00. Ojalá estas obras sirvan para que la Policía venga más a menudo”.

Josefina Lincango, quien vive en el sector desde hace 26 años, ve positivo que la comunidad y las autoridades se unan en estos proyectos comunitarios.

“Queremos que nos ayuden con la seguridad. Todos sabemos que los asaltantes se esconden en el sector de la Casa de Pobre”. Este es el principal clamor de los habitantes del sector.