Las Últimas
12 de septiembre de 2017 08:54

Locales flamantes, pero aún no hay clientes

Bajo el puente de la av. Pichincha (centro) hay varios locales comerciales. Foto: Paúl Rivas/ÚN

Bajo el puente de la av. Pichincha (centro) hay varios locales comerciales. Foto: Paúl Rivas/ÚN

Andrés García

Entre los barrios de San Blas y La Tola, en el Centro Histórico, el Municipio emprendió un proyecto de regeneración urbana. La intervención se realizó en el tramo de la calle Vergel hasta la calle Manabí.

Como parte de los trabajos, se cambiaron los adoquines en las aceras y se remodelaron los locales comerciales de la parte baja del paso elevado de la Av. Pichincha y Oriente.

En ese punto ya funciona la cafetería Perla Negra, de propiedad de Lupe Rogel. Ella atiende desde el pasado 5 de agosto y espera que cuando se entregue oficialmente la obra, se promocione más a los locales. “Hemos esperado durante muchos meses la entrega oficial”, aseguró Rogel.

Mientras eso ocurre, ella y el resto de trabajadores de su negocio mantienen el sitio limpio y cuidan de que no se dañe las paredes que recientemente fueron adecentadas. Agregó que también mantienen en buen estado las jardineras que se colocaron en la parte externa de todos los locales. “Esperamos que se respete el tipo de locales que se acordó con el Municipio para fortalecer el turismo”, manifestó.

Marco Tobar reside en la calle Oriente
desde hace más de treinta años. El recordó que la parte baja del puente era utilizada como urinario público y, lo peor, es que había mucha inseguridad por allí.

“Sí ha cambiado bastante. Esperemos que el movimiento comercial se vaya incrementando con el tiempo y que la gente no dañe la obra”, dijo Tobar.