Las Últimas
10 de enero de 2018 16:23

La Ermita, en el centro de Quito, sigue con basura 

Algunos moradores señalan que no se respeta el horario de recolección. Foto: Eduardo Terán / ÚN

Algunos moradores señalan que no se respeta el horario de recolección. Foto: Eduardo Terán / ÚN

Andrés García

La acumulación de basura y desperdicios en los exteriores de las Lavanderías Municipales de La Ermita, en el Centro Histórico de Quito, no es nueva, según Edgar Ojeda, morador del sector.

La tarde de este miércoles 10 de enero del 2018, se evidenció que en ese sitio permanecían varias fundas y costales con desechos. Ojeda comentó que desde hace varios años, algunos vecinos y comerciantes no respetan los horarios de recolección y sacan la basura a cualquier hora del día. Esta situación se complica debido a la presencia masiva de perros callejeros en el sector.

El morador recordó que en La Ermita los vehículos recolectores pasan en horario nocturno. “En mi casa sacamos las fundas en la noche, para que no se acumule la basura durante el transcurso del día”, sostuvo.

La problemática se replica en el extremo sur del cementerio de San Diego, a la altura de la calle Cayetano Cestaris. En esa esquina, también se observó varias fundas de basura acumuladas.

Cecilia Ramírez vive cerca de ese lugar. Ella comentó que se todos los días en esa esquina se acumula la basura en grandes cantidades. La moradora sostuvo que desde la semana pasada sí se ha realizado el barrido manual de las calles, pero afirma que algunas personas no respetan el horario en el que pasan los vehículos recolectores.

Durante un recorrido por cuatro barrios del sur de Quito, Juan Neira, gerente de la Empresa Metropolitana de Aseo (Emaseo), señaló que se mantendrá el plan de contingencia hasta normalizar el servicio de recolección en toda la ciudad.

Neira hizo un llamado a la ciudadanía para que se cumpla los cronogramas de recolección y se de un buen uso a los contenedores. Según la entidad, en el sector de La Ermita se cumple con la recolección de basura todos los días, incluidos los domingos. Se lo hace en horario nocturno.