Las Últimas
11 de septiembre de 2017 15:43

El incendio de la Unidad María de Nazaret fue provocado

El fuego se originó en la parte noroeste del segundo piso del inmueble ubicado en el sector de La Recolecta. Foto: Alfredo Lagla / ÚN

El fuego se originó en la parte noroeste del segundo piso del inmueble ubicado en el sector de La Recolecta. Foto: Alfredo Lagla / ÚN

Daniel Romero

El Municipio de Quito pedirá a los custodios de bienes patrimoniales un plan de emergencia frente a eventos antrópicos o naturales con el objetivo de precautelarlos. Esto después de que el Cuerpo de Bomberos determinara que el incendio de la Unidad Educativa María Nazaret, en el sector de la Recoleta, fue provocado.

El resultado de la investigación fue presentado la mañana de este lunes, 11 de septiembre de 2017. Según Eber Arroyo, comandante del Cuerpo de Bomberos de Quito, el fuego se originó en la parte noroeste del segundo piso del inmueble. En esa área funcionaban los dormitorios del personal religioso de esa unidad educativa. Sin embargo, Arroyo indicó que dichos cuartos no estaban en uso.

Para determinar el origen de las llamas, el Cuerpo de Bomberos se basó en el trayecto de las llamas. Esto les llevó los dormitorios en donde se encontró el área con el registro más alto de temperatura.

La posible causa, según Arroyo, fue una fuente de ignición externa provocada. Es decir, hay los elementos para pensar que las llamas fueron originadas por una o varias personas.

Comandante de bomberos Eber Arroyo en rueda de prensa con la explicación del incendio del colegio María de Nazareth. Foto: Paúl Rivas / ÚN

Comandante de bomberos Eber Arroyo en rueda de prensa con la explicación del incendio del colegio María de Nazareth. Foto: Paúl Rivas / ÚN

La investigación técnica sobre el origen del fuego no es la única causa para plantear la hipótesis de que fue provocado. Según los Bomberos, también hay versiones de testigos que apuntan hacia la conclusión de la investigación. Sin embargo, el informe será entregado a la Fiscalía para iniciar un proceso legal.

El inmueble en el que funcionaba la unidad educativa era catalogado como patrimonial con cerca de 200 años de antigüedad y estaba en manos privadas. Producto de las llamas, el 98% de la estructura tuvo una afectación.

Juan Zapata, secretario de Seguridad del Municipio, indicó que ante el hecho, la primera medida que se tomará es pedir un plan de emergencia a los custodios de los 8000 bienes patrimoniales que tiene inventariado el Municipio de Quito. También se solicitará el mantenimiento respectivo a los dueños de las casas consideradas patrimoniales.

Según María Angélica Arias, directora del Instituto Metropolitano de Patrimonio, señaló que las obras de recuperación del inmueble costarían cerca de USD 1 millón. Solo obras emergentes como apuntalamiento de la infraestructura y retiro del material consumido, entre otros, costaría USD 30 000.

Arias recordó que la responsabilidad del cuidado y mantenimiento de los bienes patrimoniales es de sus dueños. En el caso de la Unidad Educativa, el costo del rescate lo asumirá el IMP. Al ser un bien en manos de la Curia, Arias explicó que hay un acuerdo de contraprestación de servicios sociales que contempla que, a cambio de las obras, la Curia ofrece becas educativas para personas en situación de vulnerabilidad.