Las Últimas
9 de noviembre de 2017 18:46

Créditos para reactivar la construcción

Un ejemplo es la aprobación de créditos para la compra de materiales de construcción que ofrecerán Disensa y Banco Pichincha gracias a una alianza comercial. Foto: Enrique Pesantes / ÚN

Un ejemplo es la aprobación de créditos para la compra de materiales de construcción que ofrecerán Disensa y Banco Pichincha gracias a una alianza comercial. Foto: Enrique Pesantes / ÚN

Redacción Guayaquil

En un contexto en el que la construcción acumula siete trimestres consecutivos en negativo y cuyas ventas han caído cerca de 60% desde 2015, algunas empresas han decidido realizar proyectos para contribuir a la reactivación del sector.

Un ejemplo es la aprobación de créditos para la compra de materiales de construcción que ofrecerán Disensa y Banco Pichincha gracias a una alianza comercial. Las entidades lanzaron este jueves 9 de noviembre de 2017, en Guayaquil, la tarjeta de crédito Credisensa, que se puede solicitar a partir de hoy.

A través de un registro en la página web de Disensa, toda persona que desee realizar alguna remodelación o iniciar un proyecto de construcción para vivienda o negocio podrá recibir la tarjeta.

El cupo de Credisensa será de hasta USD 4 000, dependiendo del estudio económico del usuario. Los beneficios del instrumento son planes de pago diferido desde tres meses sin intereses y hasta 36 meses con intereses, promociones especiales y acumulación de millas por cada USD 5 de consumo en los puntos de venta de la empresa de Disensa, que distribuye y provee materiales de construcción en 160 ciudades del país a través de 520 locales.

De acuerdo con Julio César Alvarado, gerente general de la compañía, la intención es generar oportunidades a las familias ecuatorianas para mejorar su condición de vivienda y para incentivar el desarrollo de los microempresarios.

La afirmación la hizo durante el lanzamiento oficial de Credisensa donde también estuvieron directivos de Banco Pichincha y representantes de diversas franquicias.

Para este último grupo, agregó Alvarado, también habrá beneficios para el uso de la tarjeta de crédito. Los franquiciados tendrán acceso a una tasa de interés especial, el incremento de valor promedio de compra y un plan de incentivos.

Disensa y Banco Pichincha esperan alcanzar los 30 000 tarjeta habientes para el cierre del año 2018.