Las Últimas
17 de noviembre de 2017 18:51

Censo de mascotas en El Panecillo busca evitar la proliferación de animales callejeros

La mayoría de los perritos que se encuentran vagando en las calles poseen propietarios que no los cuidan de manera responsable. Foto: Paúl Rivas / ÚN

La mayoría de los perritos que se encuentran vagando en las calles poseen propietarios que no los cuidan de manera responsable. Foto: Paúl Rivas / ÚN

María Belén Merizalde

Un censo de mascotas se llevará a cabo el sábado 18 y domingo 19 de noviembre en el tradicional barrio El Panecillo, en el centro de Quito.

Esta iniciativa forma parte de un plan de intervención integral como respuesta a una problemática en el manejo de fauna urbana en ese lugar, que lleva a cabo Urbanimal (organismo de la Secretaría de Salud del Municipio de Quito), en conjunto con la Universidad Central y Universidad de las Américas.

Los animales callejeros generalmente ocasionan daños en las fundas de basura y crean malestar en la ciudadanía, por ello se eligió este importante sitio turístico para iniciar este plan piloto que se realiza por primera vez.

Diana Paz, médico veterinario de Urbanimal, explica que tras realizar varios análisis se dieron cuenta que el retirar a los animales que se encuentran en condiciones de abandono no representaba una solución integral.

Según la funcionaria la mayoría de los perritos que se encuentran vagando en las calles poseen propietarios que no los cuidan de manera responsable.

Por ello organizaron este censo que permitirá tener un registro de cuántas mascotas hay en cada hogar.

“El censo consiste en ir de puerta en puerta identificando los animalitos que poseen y se les entregará a los propietarios un registro para que cada animal pueda contar con su identificación”, señaló Paz.

Una vez que se emitan los registros las autoridades podrán determinar los animales que se encuentran en verdadero abandono para retirarlos de las calles y llevarlos a los centros de atención animal en donde se les realiza evaluaciones y posteriormente pasan a formar parte del programa de adopción.

Paz además indica que este registro les permitirá trabajar de manera directa con la Agencia Metropolitana de Control para realizar inspecciones y comprobar que los propietarios de las mascotas cumplen con las normativas respecto al manejo de fauna urbana y en caso de evidenciar algún tipo de agresión o abandono se puedan emitir las sanciones que correspondan.

Pero el plan integral no termina ahí, otra fase fundamental son las jornadas médicas para vacunación y esterilización para evitar la proliferación de esta población animal.

“Buscamos mantener un sistema de organización para que de esta manera la ciudadanía alcance niveles de educación sobre lo que es la tenencia responsable de mascotas”, dijo Paz.

Una vez que se tengan los resultados de este censo, se realizarán ajustes, en caso de ser necesario, y se aplicará la misma iniciativa en otros barrios de la ciudad que requieran esta intervención.