Las Últimas
16 de noviembre de 2017 19:12

Buses de Quito tendrán que pasar por dos revisiones vehiculares

Buses de transporte publico son evaluados por 150 agentes fedatarios. Foto: Eduardo Terán / ÚN

Buses de transporte publico son evaluados por 150 agentes fedatarios. Foto: Eduardo Terán / ÚN

Ana María Carvajal

El Concejo Metropolitano aprobó hoy 16 de noviembre por unanimidad una reforma a la ordenanza 213, con el fin de hacer un mayor control a los transportistas en cuanto a las emisiones contaminantes.

En los próximos días entrará en vigencia una multa del 10% de la remuneración básica unificada (RBU), es decir USD 37 a aquellas unidades de transporte que sobrepasen los límites el límite del 60% como porcentaje máximo de opacidad para vehículos de 1999 hacia atrás, 50% del para los del 2000 al 2018 y el 30% de modelos del 2019.

Según el vicealcalde Eduardo del Pozo, antes solamente se los citaba nuevamente a la revisión técnica vehicular, pero no existía una multa. Ahora deberán cumplir con las dos sanciones.

Además, afirma que prestarse los catalizadores o dispositivos postcombustión era una práctica común entre algunos transportistas, pero ahora no podrán hacerlo. La normativa dispone que en cada dispositivo deberán grabar o etiquetar de forma indeleble los dispositivos con el número del chasis.

Del Pozo agregó que se decidió incluir una exigencia para que la Agencia Metropolitana de Tránsito vuelva a hacer dos revisiones vehiculares al año a vehículos de transporte público, porque tras una resolución de la Agencia Nacional de Tránsito se realiza únicamente una revisión al año. Explicó que esta decisión se tomó tras un análisis jurídico que concluyó el Municipio puede ir más allá de esa resolución porque se trata de temas ambientales.

En la reforma consta también que vehículos nuevos de transporte público o comercial deben hacer su revisión técnica vehicular 30 días después de su adquisición.

Según Del Pozo, el problema que existe en la calidad del aire de Quito es el combustible que nos están distribuyendo. "Por eso es necesario que el Gobierno central ponga los esfuerzos para mejorar el combustible que se expende en Quito y en el país".

Según consta en la exposición de motivos de la reforma de ordenanza, en el 2015 se generaron 5 759 189 toneladas de CO2 en Quito y de ese total de emisiones, el 52% estaban relacionadas con el área de transporte. Quien no asista a la segunda, tercera o cuarta revisión, según sea el caso, tendrá que pagar una multa mensual acumulativa del 4% de la RBU en caso de vehículos particulares y de un 10% del transporte público.

Otras sanciones que constan en la ordenanza es que los vehículos particulares que no se sometan a la revisión técnica vehicular dentro de los plazos fijados pagarán multa mensual acumulativa del 4% de una RBU y para los vehículos de transporte público o comercial será del 10%.

Si habiendo aprobado la revisión técnica vehicular un automotor es citado por tres ocasiones en la vía pública por no haber corregido los defectos detectados, pagarán una multa de una RUB (USD 375). Además, a los vehículos de transporte público les retirarán su habilitación operacional que solo será devuelta cuando presenten documento que acredite que ya pasaron la revisión de tránsito vehicular.