Las Últimas
14 de noviembre de 2017 08:36

La bronca interna sigue en Alianza País

El Comité de Ética de Alianza País se reunió ayer en Santo Domingo para tratar las infracciones. Foto: Bolívar Velasco / ÚN

El Comité de Ética de Alianza País se reunió ayer en Santo Domingo para tratar las infracciones. Foto: Bolívar Velasco / ÚN

Redacción Política

El cerco político se cierra cada vez más alrededor de los líderes de Alianza País (AP) autoproclamados ‘correístas’. Ayer 13 de noviembre del 2017 fue el turno de Augusto Espinosa, exministro de Educación y actual asambleísta.

El Consejo de Administración Legislativa (CAL) analizó el pedido de juicio político en su contra.

El CAL pidió a la Comisión Aampetra -creada para investigar los casos de abusos sexuales en centros educativos- que comparta la información sobre la administración de Espinosa.

Según el informe, el exministro de Educación no hizo un seguimiento de los casos de abuso presentados durante su gestión.

Pero el plazo para enjuiciarlo está por caducar, mañana. Hasta el cierre de esta edición, no se conocía cuál fue la decisión.

Otros nueve ‘correístas’ también fueron acorralados, pero por otro organismo: la Comisión de Ética del mismo Alianza País.

La mayoría de sus integrantes sesionaron ayer en Santo Domingo. Ya que la última vez que quisieron hacerlo en Quito, no les prestaron ni la oficina.

Entre esos nueve procesos disciplinarios están los de Ricardo Patiño, Gabriela Rivadeneira y siete directores provinciales, que removieron a Lenín Moreno de la presidencia de AP.

La primera idea de sanción fue que se les quiten sus derechos como parte del movimiento durante un año. Pero hasta el cierre de esta nota tampoco hubo un desenlace para este asunto.

Uno de los elementos para dar paso a la sanción es el fallo del Tribunal de Garantías Penales de Quitumbe, en favor de Moreno.

El Tribunal ordenó al Consejo Nacional Electoral (CNE) que no inscriba a la nueva Directiva Nacional del oficialismo, presidida por ‘Ricky’ Patiño. El CNE conoció ayer la sentencia y debe acatar la orden.

Pero el secretario del CNE, Fausto Holguín, certificó que a su oficina no ha llegado aún ningún documento de AP, informando del cambio de la Directiva. Por tanto, en papeles, Moreno aún es el presidente.

Pero Rivadeneira no piensa irse sin dar pelea. Ayer en la tarde presentó una demanda ante el Tribunal Contencioso Electoral, en contra de los jueces que fallaron a favor de Moreno. Esto, según dijo, por meterse en un asunto que no es de su competencia.