Futbolero
12 de marzo de 2018 11:11

Carapaz, el gran apoyo de Soler

Carapaz (der.) culminó en posición undécima al final de la París-Niza. Foto: cortesía Team Movistar

Carapaz (der.) culminó en posición undécima al final de la París-Niza. Foto: cortesía Team Movistar

Redacción Deportes
(D)

El ciclista español Marc Soler, de 24 años, conquistó la 76ª edición de la París-Niza, con cuatro segundos de ventaja respecto del británico Simon Yates.

Soler, compañero del ecuatoriano Richard Carapaz en el equipo Movistar, fue tercero en la octava y última etapa, disputada bajo una intensa lluvia.

El ciclista catalán destronó a Yates lanzando un ataque lejano, al más puro estilo Alberto Contador, quien los dos últimos años no ganó la Carrera del Sol, por escasos segundos.

En la general final, Soler superó por 4 segundos a Yates y por 14 a su compatriota Gorka Izagirre, quien se vio afectado por una caída en el descenso hacia Niza.

Sexto en la general, a 37 segundos del maillot amarillo a la salida de la octava y última etapa, de 110 kilómetros de longitud, Soler lanzó su ataque bajo una torrencial lluvia a 48 kilómetros de meta, lo que hizo aún más épica su gesta.

Junto a él escapó De la Cruz, y ambos alcanzaron al también español Omar Fraile, quien había emprendido la aventura en la primera parte de la etapa.

Yates, ganador en la penúltima etapa en La Colmaine, pagó el esfuerzo y, aunque recortó en el tramo final los 35 segundos de retraso respecto de Soler, en el paso por meta no le sirvieron para conservar el liderato.

Ganador del Tour del Porvenir el 2015, Soler es el primer español desde Contador en el 2010 en adjudicarse la París-Niza.

El ciclista ecuatoriano Richard Carapaz terminó la etapa de ayer en octavo lugar, a 38 segundos de su compañero Soler. En la clasificación general fue undécimo, a 03:47.

En las tres etapas finales fue el gran pilar en el que se apoyó Soler, para la victoria.

El sábado lo fue arrastrando en el ascenso final, para ubicarse en el pelotón perseguidor. En su trabajo de gregario se destacan su fuerza, perseverancia y valentía para dar pelea en los tramos finales.