Futbolero
29 de mayo de 2018 07:49

Sol se codea con los duros

María Sol con Davor Suker y Javier Zanetti, sus compañeros en la FIFA. Foto: Cortesía de Sol Muñoz

María Sol con Davor Suker y Javier Zanetti, sus compañeros en la FIFA. Foto: Cortesía de Sol Muñoz

Pablo Campos

Llega a la cita con ÚLTIMAS, en un café de un centro comercial del hipercentro y antes de las fotos pide saber si su cabello se mantiene bien peinado. “Es que el día que salió una nota mía en la BBC no salí bien”, dice con algo de pena María Sol Muñoz, la abogada y exrelacionista pública de la Universidad Católica, a quien la vida le cambió hace dos años.

El reportaje que alude de la BBC la ubica como una de las mujeres poderosas del fútbol mundial. Es que Sol, como le dicen sus amigos, tiene tremendo cargo. La quiteña es una de las seis dirigentes del máximo organismo del fútbol mundial con voz y voto en las decisiones pepa.

Ella forma parte del Consejo de la FIFA junto con otras respetables damas como Mafhuza Akhter de Bangladesh; Lydia Nsekera, de Burundi; Sonia Bien Aime de Turcas y Caicos y Evelina Christillin de Italia. Dicho cuerpo colegiado dirigido por el presidente Gianni Infantino está formado por 37 miembros.

María Sol con ‘Dinho’ en un juego amistoso de FIFA. Foto: Cortesía de Sol Muñoz

María Sol con ‘Dinho’ en un juego amistoso de FIFA. Foto: Cortesía de Sol Muñoz

FIFA estableció que haya una mujer por cada Confederación. Y en la Conmebol no se lo pensaron y le dieron la designación como representante de Sudamérica.

Todo ha sucedido de forma veloz en los dos últimos años. Hasta el 2016, Sol trabajaba en la Empresa de Obras Públicas, cuando recibió un llamado de la gente de Universidad Católica que había recomendado su nombre para ocupar un cargo en la Confederación Sudamericana.

Su pasión por el fútbol, su trabajo en Católica y su conocimiento de leyes fue importante para que sea designada como parte de la Confederación Sudamericana, primero, y después de FIFA.

La Ecuafútbol llevó su nombre y el 13 de mayo de ese año, recibió sus cartas credenciales como directiva de la FIFA.

Una futbolera  viviendo un sueño

El Consejo de FIFA evalúa, analiza y recomienda soluciones sobre los problemas del fútbol actual. Estas ponencias luego son llevadas al Congreso del organismo, en donde participan 211 miembros de todo el mundo.

Muñoz, por ejemplo, participó de la controvertida decisión de aumentar el número de cupos para los próximos mundiales. “En FIFA creemos que si aumentaron el número de países miembros, también debe aumentar el número de selecciones en la Copa”.

Sol con el ‘Pibe’ Carlos Valderrama. Foto: Cortesía de Sol Muñoz

Sol con el ‘Pibe’ Carlos Valderrama. Foto: Cortesía de Sol Muñoz

La dura de FIFA siempre fue una amante del juego en una casa llena de hombres que también profesan el fútbol como religión: su esposo Diego, hincha de Católica, y sus hijos Juan Ignacio y Francisco José.

La ecuatoriana acudirá al Mundial de Rusia como una suerte de veedora de la sede de Kaliningrado. Allí supervisará las incidencias de los juegos: Croacia vs. Nigeria, Serbia vs. Suiza, España vs. Marruecos e Inglaterra vs. Bélgica.

Para ello tiene previsto viajar el 7 de junio a Rusia en donde estará casi hasta fin de mes. Después se vendrá a Quito para volver a viajar con su familia completa a la final del Mundial.

La abogada Sol Muñoz alista su viaja al Mundial de Rusia como veedora de la FIFA. Foto: Vicente Costales / ÚN

La abogada Sol Muñoz alista su viaja al Mundial de Rusia como veedora de la FIFA. Foto: Vicente Costales / ÚN


“Yo siempre amé el fútbol y sabía que tenía que casarme con alguien que le guste mucho el juego”, cuenta con emoción al referirse a su esposo Diego.

Ahora lleva adelante un plan que ha mocionado en FIFA para que las mujeres ocupen más cargos ejecutivos y tengan capacidad de acción. Saluda y celebra la presencia de más mujeres jugando y tomando decisiones en el deporte rey.