Futbolero
11 de abril de 2018 10:28

La ‘U’ ganó con ansiedad en su debut copero

Hernán  Barcos celebra su primer gol internacional de esta temporada. Igualó la marca de Rodrígo López, en la historia de esta Copa. Foto: Julio Estrella / ÚN

Hernán Barcos celebra su primer gol internacional de esta temporada. Igualó la marca de Rodrígo López, en la historia de esta Copa. Foto: Julio Estrella / ÚN

Álex Puruncajas
(D)

Mientras por los altoparlantes del estadio Rodrigo Paz Delgado se escuchaba una canción electrónica, los jugadores de Liga abandonaban rápido la cancha. Había algo de instatisfacción, pese a que derrotaron 2-1 al Guabirá de Bolivia.

Era el estreno del equipo albo en la Copa Sudamericana de este año y, por los antecedentes de su rival (último en el grupo A del torneo boliviano) esperaban imponer su fútbol y lograr una victoria holgada para definir la serie. La revancha se disputará el próximo 10 de mayo en Bolivia.

No fue así. La falta de precisión y los postes negaron al cuadro albo la posibilidad de lograr un marcador más amplio en el debut de ambos planteles en el torneo internacional de este año.

Los hinchas se marcharon también, algo angustiados, más que con felicidad. Es que en los minutos finales, los azucenas arrinconaron a su rival y lanzaron centros para los atacantes Hernán Barcos y Juan Luis Anangonó, quien entró para tratar de ampliar la ventaja de la ‘U’, tal como ha ocurrido en los últimos encuentros de los albos.

Liga siempre tiene, sin embargo, al ‘Pirata’ y ahora a Gastón Rodriguez, quien ha venido para ayudarlo en la delantera. El uruguayo abrió el marcador tras una veloz escapada de Anderson Julio, especialista en desbordar por los costados y uno de los más rápidos de los azucenas, según los preparadores físicos.

Con la anotación del charrua, la ‘U’ tuvo más tranquilidad para controlar el balón. Una vez más Barcos apareció para tranquilidad de los aficionados. El argentino marcó el segundo tanto con un gol de cabeza, tras un centro del guayaquileño Cristian Cruz, en el tiro de esquina.

Barcos está decidido a entrar en la historia de Liga dentro y fuera de la cancha. Ayer, 10 de abril, dio un paso más en su objetivo al marcar su gol 16 en la Copa Sudamericana e igualar el registro del máximo artillero del torneo, el delantero uruguayo Hernán Rodrigo López.

Con su tanto parecía que Liga sería una aplanadora en el segundo tiempo. Pero como ocurrió en el anterior juego de Sudamericana, ante el Fluminense de Brasil, en el 2017, el plantel se replegó. Y zas, en un descuido, El Guabirá marcó a través de Jorge Pizarro y dejó la llave abierta.

Para el técnico Pablo Repetto, el gol de los visitantes se produjo en una jugada aislada y el equipo perdió precisión para marcar. “Nos ganó un poco la ansiedad”, expresó el estratega uruguayo.

Para el DT, el planteamiento de su rival fue sorpresivo, puesto que no había utilizado la alineación en los cotejos del torneo boliviano. “Nos deja un sinsabor”, se lamentó el estratega charrrúa.

Ahora, los azucenas tendrán un mes para preparar la revancha y se enfocarán en el campeonato nacional, donde han ganado terreno en las últimas fechas.
El juego de vuelta se disputará el 8 de mayo, en Montero, Bolivia. Hasta esa fecha los albos tiene chance de seguir creciendo.

Su próximo rival será El Nacional. La ‘U’ recibirá a los Criollos, quienes buscarán recuperarse en el torneo local. Hasta ahora Repetto no le ha ganado el duelo a Favaro.