Futbolero
17 de mayo de 2017 11:10

La 'U' sufre en los segundos tiempos

Édison Carcelén, Daniel Viteri, Hernán Barcos, Luis Cangá, José Francisco Cevallos y Édison Vega salen molestos del partido ante Cuenca. Foto: API.

Édison Carcelén, Daniel Viteri, Hernán Barcos, Luis Cangá, José Francisco Cevallos y Édison Vega salen molestos del partido ante Cuenca. Foto: API.

David Paredes

Han pasado 14 fechas de la primera etapa y las alarmas ya se prendieron en el complejo de Pomasqui. Liga de Quito es penúltimo y hasta ahora solo ha ganado un partido.

Según el DT Gustavo Munúa, ve compromiso en sus pupilos, pero dentro de la cancha su rostro dice lo contrario. Está desesperado, porque desde que llegó al banquillo no le han salido las cosas como esperaba.

Ya ni jugar en la Casa Blanca es una garantía. De los seis juegos dispu­tados ahí, apenas ha con­seguido seis puntos: fue­ron dos derrotas, un triunfo y tres empates.
De visita el panorama tampoco es alentador. Ha perdido cinco veces y solo ha igualado el marcador en tres oportunidades. Esto lo deja en undécima posición y en zona de descenso.

¿Por qué a Liga le cuesta mantener los resultados? Según Richard Cabezas, médico del club, no pasa por un asunto físico. Da la casualidad que en la Casona es donde más lesionados hay. Desde que empezó la temporada todas las semanas hay gente en la enfermería de la ‘Casona’.

“Las lesiones han sucedido en la cancha y son netamente por aspecto futbolístico”, dice Cabezas.

El ‘doc’ informó que desde esta semana el ‘profe’ Munúa no podrá contar con Fernando ‘Chiki’ Guerrero durante un mes. El mediocampista quiteño, que ha sido uno de los hombres de mayor confianza del charrúa (jugó 13 partidos) sufrió un desgarro muscular en su pierna derecha.

Según Alejandro Valenzuela, expreparador físico de la ‘U’ que trabajó con Munúa en estas últimas 14 fechas, el problema es el estrés al que están sometidos los jugadores. Esa necesidad de conseguir resul­tados los vuelve vulnerables, sobre todo en los segundos tiempos.

En los segundos 45 minutos, Liga ha cedido 19 puntos. Le han marcado 10 tantos cuando el partido está cerca de finalizar.

“Creo que Liga pasa por un tema psicológico. Por falta de confianza de los jugadores... Además trajeron futbolistas con experiencia de Serie B que no se han podido adaptar aún. Liga de Quito no espera a nadie. Real Madrid esperó a Lucas Modric y acá no pueden hacerlo con Henry Quiñónez”, dice Valenzuela.

Munúa ha intentado un juego en el que todos los futbolistas intervengan en ataque. En esa búsqueda de gol, los defensores quedan expuestos. No logran retroceder para controlar los ataques rivales. Esto le sucedió ante el Deportivo Cuenca y El Nacional en la Casa Blanca. En ambas ocasiones, los universitarios empezaron ganando.

La dirigencia intenta dar soluciones. Ayer fue presentado el lateral izquierdo Aníbal Chalá y el preparador físico español Miguel Herrera. Ambos empezaron a trabajar en Pomasqui.

“Quiero ayudar a Liga, aportar con mi granito de arena para que salga de donde está”, dijo el defensor carchense.

Desde ya, el ‘profe’ Herrera les saca el aire a los de la plantilla. Munúa estuvo observando el primer trabajo de su compañero y quedó satisfecho.

Los albos tienen chances de subir este fin de semana al menos un puestito en la tabla de posiciones. El sábado (18:30) reciben en su casa a Fuerza Amarilla, que está en el noveno lugar con apenas dos puntos más. En la hinchada piden cabezas.