Futbolero
8 de febrero de 2018 10:20

Fútbol y TV, un drama sin final

La empresa GolTV ya tiene publicidad en el fútbol ecuatoriano. Foto: ÚN

La empresa GolTV ya tiene publicidad en el fútbol ecuatoriano. Foto: ÚN

Redacción Deportes
y Guayaquil (D)

Hubo un conversatorio y allí altos funcionarios de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT) informaron que aún no se ha firmado el contrato con la empresa GolTV para transmitir el campeonato nacional.

Esto mientras no se resuelva el conflicto legal que mantiene la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) por el tema de TV.

Alfredo Altamirano, gerente de mercadeo, explicó que la empresa mantiene su postura de obtener un “modelo incluyente de negocio” para la transmisión de los encuentros (seis de la Serie A y dos de la Serie B). Esto implica que el precio para observar el torneo no tenga “precios elevados”.

La empresa estatal ya hizo con anticipación las negociaciones con GolTV, empresa de Paco Casal, para obtener los derechos de transmisión para sus suscriptores por señal pagada.

Sin embargo, recalcó que esperará que se resuelva el conflicto para finiquitar un convenio y poder transmitir los partidos del campeonato que arrancará el próximo viernes 16 de febrero del 2018.

CNT anunció que desde ayer, 7 de febrero, se ponía en marcha un plan USD 15,99, que incluiría los partidos del torneo local.

En cambio, mediante un comunicado público, la empresa DirecTV solicitó la intervención de la Defensoría del Pueblo, al considerar que la Ecuafútbol descartó “de manera arbitraria” su propuesta para participar en el concurso por los derechos de televisión del campeonato nacional.

La compañía se unió con Univisa, TV Cable y Servisky, para presentar una propuesta que ascendía a USD 402 millones como base, además de otros USD 30 millones por concepto de publicidad para los clubes.

Según la versión de Jorge Chang, abogado de la FEF, la oferta no fue aceptada porque no cumplía con los requisitos establecidos en las bases. La operadora denuncia que no hubo veedores externos durante la presentación, como establecía la orden judicial que emitió el juez Jean Valverde.

Por esa razón hicieron el llamado a la Defensoría del Pueblo, organismo que fue designado por el juez Valverde, para velar por la transparencia del proceso de adjudicación.