Futbolero
10 de abril de 2018 07:41

El equipo de Paúl Rivas lo extraña

Los panas de Paúl, en Gota Doble, llevaron sus cartelitos con la frase: "Nos Faltan Tres". Foto: Eduardo Terán / ÚN

Los panas de Paúl, en Gota Doble, llevaron sus cartelitos con la frase: "Nos Faltan Tres". Foto: Eduardo Terán / ÚN

Redacción Últimas Noticias

Paúl Rivas o el ‘Rivitas’ para los amigos, es un apasionado jugador de fútbol. Hace dos fines de semana disputó su último partido con el Gota Doble, su equipo barrial en la Liga Diego Ocaña, de la ciudadela Atahualpa.

El equipo se impuso 6-0 y al final del juego, el fotógrafo de EL COMERCIO les contó a sus panas que al día siguiente tenía que irse de viaje a la frontera con Colombia. Dos días después, grupos irregulares que operan en la zona lo secuestraron junto al conductor Efraín Segarra y al periodista Javier Ortega, también integrantes de Grupo EL COMERCIO.

En el Gota Doble hay indignación por el acto y dolor por la ausencia de su amigo. Por ello, el fin de semana los muchachos decidieron darle un homenaje a su ‘compa’.

Antes del partido ante Pichincha saltaron a la cancha con cartelitos y gráficos
en honor al querido fotógrafo: “#Nosfaltan3” “#Los queremos de vuelta”. “Nos falta uno en Gota Doble: Paúl Rivas #2”, se leía en los carteles blancos y amarillos que llevaban los jugadores, pero no solo ellos: también sus familiares y amigos.

Los muchachos del Pichincha, rivales circunstanciales por este partido, también portaron las pancartas. Fue un lindo gesto de solidaridad. Los deportistas abrigaron un anhelo: que los tres regresen sanos y salvos a sus casas. Hubo abrazos y momentos emotivos antes de comenzar el partido: al comenzar el encuentro, los jugadores del Gota Doble se reunieron y gritaron: “¡Nos faltan tres y los queremos de vuelta!”. Después, se esparcieron por la cancha para jugar.

Danilo Zabala, el capitán del equipo y amigo de Rivas desde hace 20 años, manifestó que juntos tuvieron la idea de crear el equipo para participar en la categoría sub 40 de la liga.

El secuestro hizo que el grupo se sintiera consternado. “Nos hace mucha falta nuestro querido amigo”, dijo Zabala, visiblemente afectado. Él fue uno de los impulsores del homenaje a Paúl en su barrial.

El partido terminó 2 -1 a favor de Gota Doble, gracias a Santiago Manzano, quien marcó un doblete. El gol de Pichincha fue marcado por Domilio Álvarez.

Sus panitas extrañan sus bromas y su alegría en la cancha. Por eso, el encuentro fue dedicado a Paúl, a Javier y a Efraín. Los futbolistas hicieron un llamado al Gobierno para que consiga su libertad.