Futbolero
8 de febrero de 2018 10:13

El ‘Nacho’ se encomienda a este par

Angulo y Uchuari durante un entrenamiento. Foto: David Paredes / ÚN

Angulo y Uchuari durante un entrenamiento. Foto: David Paredes / ÚN

David Paredes
(D)

Daniel Angulo siempre mira de reojo cada movimiento que hace su compañero Jonny Uchuari. Está atento, porque en cualquier momento el mediocampista lojano le pone un pase gol o se saca a algún rival para acompañarlo en ataque. Esta es la primera vez que ambos comparten equipo, pero parece que hubieran jugado juntos hace tiempo.

Eduardo Favaro, entrenador de El Nacional, está conforme con esta dupla. Asegura que en los partidos amistosos ha rendido, pero que todavía necesita verlos explotar, ser más contundentes.

“Angulo es un jugador que tiene condiciones. Lamentablemente, en estos dos años no viene con goles. Quisimos traerlo el año pasado, sentimos que le da jerarquía al plantel. El compromiso es trabajar al 100% todos los días”, asegura el estratega uruguayo.

El ‘Pipiolo’ y Angulo se hicieron panas en Tumbaco. Conversan constantemente después de los entrenamientos y tratan de perfeccionar ese entendimiento en cancha. Al finalizar las prácticas, el atacante esmeraldeño toma siempre el balón y pide que los arqueros le acoliten. Se pone a practicar penales y a perfeccionar su definición.

“Sé cómo se juega en El Nacional, pero debo adaptarme al estilo de juego de mis compañeros. El ‘profe’ ha sacado las mejores cualidades del equipo y debo aprovechar eso para seguir creciendo y aportando con goles a este club”, dice Angulo.

En tono de broma, Favaro le dice a Daniel que en los partidos oficiales meta los mismos goles que en los amistosos. En esta pretemporada, el goleador ya tiene tres tantos. Por eso todos en el conjunto criollo están chochos con esta joyita.

Uchuari también está contento. Al igual que Angulo, el lojano de 24 añitos, siente que el fútbol que propone El Nacional se adapta a su estilo de juego. A él le gusta la velocidad y ser vertical. Además se está acoplando a la movilidad de su compañero goleador.

En la práctica del martes, ambos generaron tres oportunidades claras de gol. El atacante no anotó, porque el ejercicio era enfocado más en el sistema defensivo.
“Acá todos estamos comprometidos. Sabemos el aporte de cada uno. Si no es Uchuari, está Manu (Balda), Pedrito (Larrea) o el ‘Gato’ (Roberto Garcés). Todos los que estemos en ataque vamos a ser importantes”, dijo Angulo, exgoleador del Independiente del Valle.

El ‘Pipiolo’ es uno de los más emocionados en el complejo El Sauce. Hace bromas con todos e incluso posó para el lente de ÚLTIMAS con su nuevo socio de gol. Sin pedir permiso y con una sonrisa pícara, se subió en el balón intentando alcanzar la estatura de Angulo. No lo logró, pero ambos se divirtieron con esta ocurrencia. Entre los dos existen 19 centímetros de diferencia (Daniel mide 1,80 metros y Uchuari, 1,62 metros).

“Estoy tratando de adaptarme lo más rápido al juego del entrenador. Acá se practica un juego rápido, vertical y dinámico. Esas también son algunas de las características que tengo. Por eso trato de hacer de lo mejor. Ahora estoy jugando por la derecha y me siento cómodo”, dice el mediocampista.

Favaro asegura que el estilo de juego de El Nacional se debe adaptar a Angulo. Por eso trabaja a diario en esto. Pases largos para su atacante y centros para que pueda cabecear. Así anotó en Perú, ante Municipal de Lima.

“Este año la competencia interna va a ser interesante. Tuve dos años sin mucho ritmo y por eso ahora quiero ser titular, pero tengo a Miguel Parrales que también es bueno”, dice el langarote goleador.

La coordinación entre el ‘Enano’ Uchuari y Daniel es tal, que para hacer unas cascaritas no tienen que ver ni el balón, ni entre ellos. Así lo demostraron en la producción que hizo ÚLTIMAS para esta nota.

El Nacional se alista para jugar este fin de semana ante Liga de Quito, en la Copa que organiza AFNA. Los militares y los albos se enfrentarán a las 14:00, en el estadio Atahualpa. Si bien los pupilos de Favaro se prepararon para enfrentar a Emelec, por el inicio del torneo que estaba previsto para este fin de semana, llegarán en plenitud física a este clásico capitalino.

Los criollos no tienen bajas. Incluso ayer volvieron al Cotopaxi para hacer algo de físico, a cargo del ‘Capi’ César Benalcázar, el preparador físico del club.
Con plantel completo, los criollos volverán a jugar ante sus hinchas, a la espera que esta dupla Angulo-Uchuari les dé otra alegría más de las que han tenido en esta pretemporada.