Futbolero
13 de marzo de 2018 12:31

Chullas comenzarán el torneo con ¡18 puntos menos!

Jugadores del Deportivo Quito, hoy, antes de entrenarse. Foto: Mauricio Bayas/ ÚN

Jugadores del Deportivo Quito, hoy, antes de entrenarse. Foto: Mauricio Bayas/ ÚN

Redacción Deportes
(D)

Los problemas nunca dejan en paz a Deportivo Quito. Hoy, 13 de marzo del 2018, los hinchas, dirigentes y jugadores del cuadro azulgrana, que se alista para debutar el fin de semana en el torneo de Segunda se desayunaron un pan amarguísimo.

La FIFA va a sancionar deportivamente a la institución por las deudas que mantiene con acreedores durante varios años. El Deportivo Quito comenzará el torneo provincial con ¡18 puntos menos como sanción! ¡Durísimo!

Esta vez, la sanción viene por los incumplimientos del equipo con el exentrenador chileno Nelson Acosta, el técnico argentino Carlos Ischia y el futbolista argentino Sebastián Rusculleda.

“El Presidente nos había advertido de esta situación la semana pasada. Es difícil empezar así, pero yo pondero el compromiso de los jugadores. Hemos decidido llamar el milagro azulgrana. Tendríamos que ganar los primeros seis partidos para empezar de cero”, admitió Salas, esta mañana en el complejo Ney Mancheno, en Carcelén.

El entrenador se mostraba triste, atónito ante la situación. El ‘profe’ declaró que en las próximas horas sostendría una conversación para medir el ánimo y el compromiso del equipo. “Es difícil tener que afrontar esta situación. Vamos a conversar con los muchachos para ver que vamos a hacer”, dijo el técnico.

En la mañana, el presidente de la institución, Juan Manuel Aguirre, confirmó que vendrá la dura sanción. “Está confirmada la reducción de puntos. Estamos cada vez más cerca del abismo”, se lamentaba el presidente del club.

“La situación financiera en un club de Segunda Categoría es crítica, tenemos que hacer propuestas reales a los acreedores que se ajusten a la capacidad del club”, dijo Aguirre.

El Deportivo Quito tiene previsto disputar este sábado 17 de marzo, a las 15:00, su primer juego de la Segunda en Sangolquí ante el cuadro de la Universidad San Francisco. La situación del equipo es tan precaria que el cuerpo técnico y los jugadores organizan una rifa para conseguir recursos.

Entre los premios que se entregarán está un iPhone, y un par de guantes. La situación del cuadro azulgrana es crítica. ¿Podrá sobrevivir esta temporada?