Futbolero
17 de agosto de 2017 09:29

Las cinco travesuras de Álvez

Jonatan Álvez ha sido un goleador fundamental en momentos decisivos con el Barcelona SC. Foto: Archivo

Jonatan Álvez ha sido un goleador fundamental en momentos decisivos con el Barcelona SC. Foto: Archivo

Redacción Deportes

Es el goleador del torneo con 13 tantos. Es capaz de desnivelar partidos cerrados en los últimos minutos, como sucedió en el Clásico del Astillero en el Monumental, o ante Palmeiras en el partido de ida de los octavos de final de la Libertadores. Jonatan Álvez es un ‘crack’, pero también es un loquillo.

El ‘yorugua’ vive las amargas: el domingo pasado se peleó con el DT Almada tras ser sustituido y desde ayer se entrena con las reservas del cuadro amarillo, a la espera de una fuerte sanción. Desde su llegada al país, a mediados del 2015, para jugar con LDU y luego con Barcelona, el ‘Loco’ ha mostrado su carácter volcánico y predispuesto al lío. ÚLTIMAS recuerda sus travesuras.

1.- La pelea con Borghi y el asunto de los brackets

En Liga. A inicios del 2016, Jonatan Álvez aparecía como el principal delantero de la Liga de Claudio Borghi. En plena pretemporada, el ‘yorugua’ se sometió a un tratamiento dental: se puso brackets. El DT no le llevó a un amistoso en Colombia y Álvez se calentó: no asomó por las prácticas. Norberto Araujo dijo que él no quería cabecear los balones por los brackets. Por los líos lo transfirieron a Barcelona SC.

2.- Demanda por alimentos de una guagüita

Un relajo judicial. Álvez llevó sus goles a Guayaquil y fue decisivo para que Barcelona lograse la estrella del torneo 2016. Este año, el equipo se aprestaba a viajar a jugar con Botafogo por la primera fase de la Copa Libertadores, pero el ariete no pudo salir del país: tenía una orden de apremio. Una expareja demandó alimentos para su pequeña hija. Él tuvo que arreglar el lío judicial para continuar viajando con el equipo en la Copa.

3.- Riñas en las prácticas y en los partidos

Un gran calentón. Álvez vive el fútbol con particular intensidad. Saca los brazos, reclama, gesticula, habla mucho.
Por eso, ha tenido algunos inconvenientes: el más recordado fue el duelo verbal con Hernán Barcos de Liga, el pasado 10 de mayo. Ese día, Barcelona venció 3-1 a Liga y los dos jugadores se dijeron de todo. También se peleó con su compañero Darío Aimar, en una práctica.

4.- Un encontronazo con el 'profe' Almada

Ante el clan.  El pasado domingo, Barcelona no pasaba apuros para vencer al Clan Juvenil. Ganaba 2-0 en el Atahualpa y en el segundo tiempo, el técnico Guillermo Almada decidió sacarlo de la cancha. La reacción de Álvez fue exagerada: ¡casi se va a las manos con el entrenador en la banca de suplentes! Él quería quedarse en la cancha para seguir aumentando su producción de goles.

5.- No fue a entrenarse el martes y por eso lo bajaron

Una falta grave. Luego de su rabieta dominical (pelear con el técnico Guillermo Almada), el ‘yorugua’ no apareció en el entrenamiento matutino del martes. Nadie daba razón de él. El pobre Jimmy ‘Mormón’ Montanero -coordinador del equipo- no daba razón de su paradero. Finalmente, el jugador fue sancionado y ayer tuvo que entrenarse con la Reserva. Durante toda la práctica estuvo enojadísimo con las cámaras que lo apuntaban. El vicepresidente, Carlos Alfaro Moreno, declaró en estos días que esta no es la primera sanción que recibe el ‘Loco’ en el equipo.