Futbolero
14 de noviembre de 2017 15:39

Ciclistas expulsados de los Juegos Bolivarianos se acogieron al silencio

Richard Carapaz (centro), Jonathan Narváez (der.) y Jonathan Caicedo durante una rueda de prensa en Tulcán. Foto: Cortesía

Richard Carapaz (centro), Jonathan Narváez (der.) y Jonathan Caicedo durante una rueda de prensa en Tulcán. Foto: Cortesía

Richard Carapaz, Jonathan Narváez y Jonathan Caicedo, los tres integrantes del equipo de ciclismo de ruta, que fueron echados de la concentración de Ecuador en los Juegos Bolivarianos por haber ingerido alcohol, dieron una rueda de prensa este 14 de noviembre en Tulcán. Pero, en la cita no revelaron mayor cosa nada: se acogieron al silencio.

Este martes 14 de noviembre, ellos estuvieron en la sede de la Prefectura del Carchi, en el centro de Tulcán. Del grupo, el primero que se animó a dirigirse a los medios de comunicación fue el internacional  Richard Carapaz. Este año el pedalista debutó en las grandes ligas y corrió la Vuelta a España como parte del Team Movistar.

“Somos deportistas de élite, pero ante todo somos seres humanos que cometemos errores y éste es uno de ellos”, dijo Carapaz. “Esta sanción es dura y nos servirá para ser mejores deportistas y mejores seres humanos y mejor ejemplo para la juventud y para todos”, agregó.

Sus compañeros, al contrario se reservaron un discurso y solamente agradecieron el apoyo de los medios de comunicacion y de la gente que les escribiò en sus redes sociales.

A la pregunta de concreta del hecho que motivó su sanción, los tres deportistas “se acogieron al silencio”, en palabras del propio Carapaz.

“Estamos esperando que se abra el expediente para defendernos y pronunciarnos. Hasta tanto no diremos nada”, dijo el pedalista.

El caso ocurrió la noche del sábado, según la versión oficial del Comité Olímpico Ecuatoriano. A las 22:30 de aquel día, “un grupo de oficiales de la delegación de Ecuador encontraron a los atletas mencionados en el restaurante Salvatore Pizza de Santa Marta en estado de embriaguez”, escribió el organismo en un comunicado.

“Los ciclistas faltaron el respeto a varios de los oficiales y no quisieron abandonar el lugar. Ante la insistencia fueron llevados al hotel El Delfín. Sin embargo, volvieron a intentar salir del sitio”.

El COE y el Ministerio del Deporte abrieron un expediente que desembocará en sanción contra los tres.