Futbolero
29 de enero de 2018 10:54

Carabalí: ‘soñaba jugar en el Nacho’

Jonathan Carabalí es hincha de El Nacional. Estuvo en la Sub 12. David Paredes / ÚN

Jonathan Carabalí es hincha de El Nacional. Estuvo en la Sub 12. David Paredes / ÚN

Redacción Deportes
(D)

Jonathan Carabalí se proclamó en estos días como el hombre más feliz del mundo. Asegura que su caso es una prueba de que los sueños se cumplen.

Es que este lateral derecho de 22 años añoraba vestir de rojo y defender de forma profesional al ‘Bitri’. De guambrito estuvo en la Sub 12, pero por problemas familiares tuvo que continuar su carrera futbolística en otros clubes.

Así llegó a la Católica, Macará y Técnico Universitario. Con el ‘Trencito Azul’ despuntó en el 2015. Ese año el ‘profe’ Jorge Célico, ahora director de formativas de la FEF, le permitió debutar en la Serie A.

“Debuté con Católica ante el Deportivo Quevedo. Célico me dio la oportunidad y poco a poco me fui consolidando. Con ese equipo jugué Sudamericana. Ahora quiero volver a ese torneo y seguir creciendo como profesional”, aseguró el lateral derecho imbabureño.

Para el DT Eduardo Favaro responde a la necesidad del equipo. El año pasado en ese puesto tuvo a Rinson López y a Marcos Montaño, pero al descubrir que uno de sus laterales era colombiano, se quedó con unito.

En sus planes está contar con dos jugadores por puesto y Carabalí le servirá para cumplir con esa premisa.

El estratega ‘yorugua’ ya lo vio de lo que es capaz Carabalí. Por eso lo llevó a Perú para el amistoso internacional ante Municipal de Lima.

“Es un lateral que necesitábamos y vimos que tenía buena técnica, pase gol y hacía buenos centros. Estamos trabajando con él para que se cumpla con esa necesidad de tener dos jugadores por puesto de buen nivel y parejos”, dijo el estratega charrúa.

Desde que era peladito, Carabalí soñaba con compartir cancha con Édison Méndez, Jorge Guagua y Christian Lara. Con el ‘Kinito’ sí lo he hecho, pero en amistosos en mi tierra”, dice el lateral diestro.

En el Juncal estuvo en la escuelita de fútbol del ‘Tin’ Delgado. Desde que era peladito vieron que era un crack con la pelota y su familia decidió probar suerte en la capital. Ahora su nuevo sueño es levantar un título con el Nacho.

Las pepas

Jonathan Carabalí
fue criollo en la Sub 12. Su formación la completó en la Católica.

Jorge Célico fue el DT que le permitió debutar en la Serie A y en la Sudamericana.

Su sueño era jugar en El Nacional. Era vecino de la familia de Édison Méndez, en el Juncal.

Peleará un puesto con Marcos Montaño. Es el reemplazo del colombiano Rinson López.

De niño estuvo en la escuelita del Tin Delgado. Ahí era crack.